Hillary Clinton derrota en el debate a Donald Trump, el tío borracho que llegó demasiado lejos

Publicado el 27 septiembre, 2016

Por Armando E. Torre Puerto.

En resumen, tal como cualquiera hubiese predicho, ver a el debate presidencial de EEUU de ayer fue como ver a un candidato presidencial discutir con tu tío borracho; ese tío necio, bocón, y obtuso que solo puede ser simpático de lejitos, y no falta en las grandes reuniones familiares discutiendo imprudencias mientras se emborracha. Mientras Hillary Clinton llevó al debate años de experiencia política y meses de preparación, el tío Donald llevó lo mejor de su colección de ideas locas, improvisación, mentiras, malos modales, y uno podría pensar que hasta pintura de guerra, pero así le gusta broncearse. Trump creyó que podría ganar el debate con ruido y bravuconería como siempre, y se llevó una sorpresa.

No fue un debate sin emociones. Por la descripción con la que abrí, pareciera que se trata de la pelea entre un pitbull y un enorme chihuahua, pero Donald Trump empezó muy fuerte, y no cayó con facilidad. Recordemos que lo que lo llevó tan ridículamente lejos fue su habilidad de hacer gravitar toda conversación en torno a su excéntrica persona, y este debate no fue la excepción. Por primera vez en décadas (¿o en la historia de EEUU?), el debate presidencial no fue una discusión de temas, sino una prueba de resistencia de un candidato frente a un bully.

Mientras Hillary mantuvo la calma, y su mente en exponer ideas elocuentes, Trump uso las mejores armas de su artillería: constantes interrupciones, mentiras alarmantes1)Lista disponible en LEONHARDT, David, “The lies Trump told“, Nueva York: The New York Times, 27 de septiembre de 2016., fanfarroneo, y seguridad mal entendida. La estrategia de ser el más ruidoso le funcionó al principio, pero Hillary simplemente no se enganchaba; se mantuvo como el ‘adulto a cargo’ frente a sus malcriadeces. Por más que la interrumpió con contradicciones absurdas, ella simplemente lo ignoraba y mantenía la dignidad —justo la estrategia que los psicólogos le pasan a las madres de niños malcriados y escandalosos. Lógicamente, tras un tercio del debate, Trump se fue desgastando.

El resultado, es que mientras Hillary se vio como una diplomática superando una prueba difícil, Trump se vio como lo que es: un hombre acabado que cree que su (mal) carácter es la receta universal de éxito —éxito muy cuestionable, en el caso de cualquiera de sus logros.

Hillary tiene numerosos defectos —yo, en particular, le iba a Bernie Sanders—: cambia de postura política, se ve demasiado ensayada, no se abre sobre sus decisiones, y tampoco es incapaz de mentir. Sin embargo, estas elecciones logró lo que nadie en el partido republicano: domar a Donald Trump.

El fondo de lo que ‘the Donald’ diga siempre fue el menos ético e inteligente frente a todos los contrincantes que tuvo. Su presencia ha hecho de las candidaturas de estas elecciones una competencia de forma mas que de fondo, y de dominio más que de elocuencia. Empezando por Jeb Bush, todos los candidatos republicanos se esforzaron por verse elocuentes, pero ninguno se preparó para verse como figuras dominantes. Trump dice estupideces, pero la atención de sus contrincantes republicanos gravitó y reaccionó a todo lo que el dijo, por lo tanto, lo mismo sucedió con la audiencia, quien lo identifico como el ‘macho alfa’. Sin embargo, desde el principio se podía predecir que recurrir a la presencia escénica dominante no iba a funcionar con cualquiera de los dos pre-candidatos demócratas fuertes: Sanders es una persona demasiado metida en sus ideas como para prestarle atención, y Hillary se ha entrenado por años para enfocarse, y así lo demostró ayer.

Ingnorado como un niño ruidoso, la presencia escénica dominante de Trump quedó descartada y comenzaron a relucir su mala postura, su constante esnifeo (es una palabra, chéquenlo) y su sed nerviosa. Solo le quedaron sus ideas, pero en ese campo, se vio (como el tío bocón), quedado e insensible. Su comprensión del conflicto en Irak es incorrecta, 2)La presencia de EEUU en Irak no hubiese logrado nada para prevenir ISIS, solo hubiese perdido tropas en el centro entre un conflicto entre chiitas y suníes, estimulado por Iran. Hillary y Obama hicieron bien en retirar tropas.
lo mismo del crimen en Chicago, o la efectividad del ‘stop-and-frisk’ en Nueva York;3)LEE, Michelle, “Fact Check: Trump on crime statistics and stop-and-frisk“, Washington: The Washington Post, 26 de septiembre de 2016, 9:00 pm.4)“Stop-and-Frisk: The Police Officer”, Nueva York: Change the NYPD, 2013. Disponible en < https://www.youtube.com/watch?v=tt4O62_VXs4>. no pudo ni diferenciar quienes se declaraban en su favor. 5)ORESKES, Benjamin, “Trump incorrectly claims he was endorsed by ICE“, Politico, 26 de septiembre de 2016, 10:17pm Tal vez su peor comentario fue decir que EEUU debió llevarse el petroleo de Irak, como si fuese viable política o físicamente. Su idea de empatizar con una comunidad es decir que tiene propiedades ahí —habló de Charlotte, Chicago y hasta Washington como si fueran casillas de Monopoly— y su idea de verse inteligente fue presumir que evade impuestos, situación que perjudica a todos los que usan servicios públicos.

En cambio, Hillary se mostró conocedora en todos esos temas, con un chequeo de hechos muy bueno 6)BOSTICK, Romaine, “Fact-checking the first Donald Trump-Hillary Clinton debate“, Bloomberg, 27 de septiembre de 2016, 5:30 am. y varios golpes devastadores, como especular que si Trump no quiere mostrar su declaración de impuestos como todos los candidatos presidenciales lo hacen, es porque o no es tan rico como dice ser, o no ha donado, o no ha pagado sus impuestos. El desenvolvimiento natural siempre ha sido un problema para ella, pero durante el debate lo sustituyó con lo que los norteamericanos necesitaban ver frente a Trump: asertividad. Y esta se vio en su máximo punto cuando Trump afirmó que tiene el mejor temperamento y la audiencia se mostró en su favor. Lo celebró con un gesto algo embarazoso, como una tía o abuelita contenta, pero simpático y capaz de ganar empatía.

Entre los momentos de lucidez de Trump estuvieron corregir a Hillary sobre los asesinatos en Nueva York, ponerle contexto cuando lo acusó de correr a un inquilino de sus edificios por racismo, décadas atrás, tachar de incumplido a un contratista al que nunca le pagó (sea o no verdad), declarar que publicará su declaración de impuestos cuando ella publique sus e-mails secretos. Pero no fue suficiente, Trump simplemente no puede competir en el campo de las ideas con un político capaz, menos con un moderador como Lester Holt, que no le permitió mentiras y lo cuestionó sobre sus afirmaciones más absurdas en el pasado reciente (como su postura antes de la guerra con Irak, o la nacionalidad del presidente Obama). Desesperado, Trump echó culpas a Hillary por cosas ridículas y sus afirmaciones cada vez fueron peores. “Hillary ha estado peleando con Isis toda su vida adulta” (eso haría que tenga, ¿qué, 26 años?) fue una de las peores caídas del tío borracho. Al perder en el campo de la forma, sus ideas se vieron como lo que son: necedades de un orate.

En un debate, no podemos saber quién es el más apto, conocedor o capaz, solo podemos saber quien se ve como el más apto, conocedor o capaz. En este caso, quién se ve más presidencial, y al final del evento, Hillary Clinton se mostró como la que más sabe de política, y como alguien capaz de hacer diplomacia bajo presión y hasta en situaciones ridículas (como todo lo que involucre a Donald Trump), por lo que es fácil afirmar que el debate lo ganó ella.

Editorial publicado originalmente la página de Facebook de Voz Abierta el lunes, 27 de septiembre de 2016.

 

 

Referencias   [ + ]

Tags: Charlotte, Debate presidencial EEUU, Donald Trump, Hillary Clinton, Irak, ISIS, Jeb Bush, Partido demócrata, Partido republicano

Autor: Armando E. Torre Puerto

Aprendió a escribir palabras usando letras. En Voz Abierta, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por detenerlo, pero es que está bien terco.  ...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube