El Charquito y la fórmula del Megaparque

Publicado el 25 mayo, 2017

«Es así como, desde el Ayuntamiento, diseñamos un plan estratégico que busca el mantenimiento y mejora de la infraestructura verde.»

El video y guión de este plan del Ayuntamiento quedó sólo en palabras; todos los árboles que sembraron  —por lo menos los de mi colonia— murieron por falta de riego y cuidados posteriores a su siembra.

Soñar, conocer, y actuar, la fórmula del Megaparque

Yo sé que es una tarea difícil, pero no imposible. Solo se requieren 3 pasos: soñar, conocer, y actuar. Fue lo mismo que hice en los trabajos del Megaparque. Aquí vamos:

En primera instancia, para evitar el pago a la empresa concesionaria que pasa a recolectar los desechos, nos dimos a la tarea de retirar de nuestro muro la basura que de manera inconsciente tiraban vecinos y no vecinos. Lo siguiente fue sembrar árboles que modifiquen el entorno y evitaran al mismo tiempo que la basura afectase la calidad de vida de nuestra familia.

 

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 001

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 008

Leímos en alguna parte que lo mejor para refrescar una casa en climas tan calurosos como el de Mérida, sin gastar energía eléctrica, era sembrar árboles a su alrededor. Así que esto hicimos, y confiamos en que, mediante un cuidado constante de las plantas, podríamos modificar el entorno árido que teníamos y evitar el incremento de calor dentro de la vivienda.

Tras muchos años de trabajo y empeño, nuestro esfuerzo rindió frutos y logramos modificar y recuperar una pequeña, pero importante parte de la zona anexa a nuestro domicilio. Al observar que esta área se encuentra inhabilitada para cualquier otro desarrollo —dado el derecho de vía que la CFE y Pemex tienen en ella—, y ver que donde antes había cerros de basura, hoy se observan árboles, plantas, y piletas con peces, tortugas, nenúfares, y aves migratorias, nos entró la inquietud de alejar un poco más la basura.

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 002

Pero la “gente malintencionada sin tener conciencia ecológica” no descansa, y lo mismo aprovechaba la oscuridad de la noche para tirar sus desechos, que machetear los árboles para evitar que crecieran.

A pesar de todo, fue más grande nuestra motivación, y continuamos nuestro trabajo hasta lograr hacer del espacio anexo a nuestra casa un pequeño oasis de frescura. Y lo llamamos oasis, pues de las palmeras y platanales, que plantamos donde antes había maleza y basura, cuelgan hoy racimos de cocos y plátanos. Y aunque nunca logramos cosecharlos, pues otros más vivos se los llevan antes, la satisfacción de lo logrado nos impulsó a seguir.

Aquí fue donde comenzó nuestro sueño de hacer de toda esa vía anexa a nuestras casas un pulmón verde para Mérida.

Soñar sí cuesta… un poco

La calle 60, o más bien, la brecha de cuatro kilómetros, de la que hablamos líneas arriba y que limita con la última fila de casas y con el Anillo Periférico que circunvala la ciudad, corre por unas 40 cuadras.

 

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0005_IMG_20170427_190737.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0004_IMG_20170427_190915.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0008_IMG_20170427_190536.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0007_IMG_20170427_190556.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0003_IMG_20170427_190925.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0011_IMG_20170427_190355.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0010_IMG_20170427_190416.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0002_IMG_20170427_190942.jpg

Inútiles fueron las peticiones de los vecinos al paso de los años para que se pavimentara esta calle que contrasta con el resto del fraccionamiento. En el olvido de los desarrolladores quedaron los planes para convertir la franja con monte alto a un lado y muros de casas del otro, en un andador con áreas verdes. A lo infructuoso de las súplicas, la impotencia de no recibir respuesta, y la desesperación de ver crecer un basurero a cielo abierto a unos metros de nuestras casas, se sumó el desinterés de muchos vecinos, y el poco conocimiento que se tenía sobre la importancia de contar con un entorno limpio y sano.

Fue entonces que amigos y vecinos del lugar decidimos conformarnos como agrupación y dimos vida a los Amigos del Megaparque o Megaparque A.C. No lo hicimos para pedir, ni para exigir, sino para hacer, para trabajar juntos, pues entendimos que, si no hacíamos algo por nosotros, nadie lo iba a realizar. Salimos a las calles a invitar gente, a platicar con ellas sobre la importancia de cuidar la naturaleza, de no dañarla, y crearla donde no la haya.

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 006

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 007

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 004

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 005

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 003

Iniciamos jornadas ecológicas de limpieza, caminatas para hacer conciencia, reforestación, pláticas y talleres diversos, convivencias, todo con la idea de convertir esa zona en un Megaparque. Caminamos cuadra por cuadra para presentar a los vecinos nuestra idea de un espacio que abarcara toda esa extensión de cuatro kilómetros y en donde existiera desde un jardín botánico, hasta estanques con peces y lirios, teatro al aire libre, y todo aquello que los vecinos quisieran.

Poco a poco, calle por calle, la población fue conociendo nuestro trabajo y apoyándolo, ya fuera de manera directa o a través de las redes sociales. A este proyecto, 100% ciudadano, se han sumado escuelas, organismos como los Boy Scouts, el Pentatlón Universitario, asociaciones civiles de diversa índole, universidades, la Policía Federal o Gendarmería, y muchos amigos que al participar de manera desinteresada y sólo por el amor a la naturaleza y a la ciudad nos llenan de energía para seguir adelante.

“El Charquito”

Construimos un estanque con peces y lirios al que llamamos “El Charquito”, que hoy es un referente de descanso para quien transita por esa zona, y también es estación de servicio para aves migratorias.

 

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 009

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0030_IMG_20170427_185537.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0031_IMG_20170427_185417.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0028_IMG_20170427_185634.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0027_IMG_20170427_185649.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0026_IMG_20170427_185655.jpg

Charquito Ates y Después —Voz Abierta 011

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0012_IMG_20170427_190329.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0009_IMG_20170427_190435.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0013_IMG_20170427_190317.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0014_IMG_20170427_190255.jpg

Nosotros soñamos con un espacio sano para nuestros hijos, con un jardín ecológico a las puertas de nuestra casa, que fuera parte de nuestra casa. Luego, aprendimos cómo hacerlo; a cuándo sembrar y qué sembrar, a cómo regar y cuidar lo sembrado, a cómo hacer un estanque, y a cómo crear una asociación ciudadana. Tocamos puerta tras puerta la casa de nuestros vecinos, les contamos nuestro sueño y juntos lo vamos construyendo.

Este septiembre cumpliremos dos años de conformados como A.C. y de haber iniciado este proyecto del Megaparque, al que llamamos así porque eso nos gustaría que fuera Mérida: un parque gigante. En nuestro primer aniversario, nos acompañó el Arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega. Al pedirle que bendijera el proyecto, nos dijo algo muy emocionante:

«No puedo bendecirlo porque ya lo hizo Dios, Él lo bendijo al poner en ustedes los ciudadanos, la semilla de la conciencia y el cuidado a su Casa Grande y yo los felicito por la obra que realizan».

Tenemos que empezar nosotros mismos

Lo mejor, lo más satisfactorio, fue permear en la conciencia de otros vecinos, contagiarlos de nuestro sueño, y motivarlos para actuar, pues en menos de dos años (como amigos del Megaparque), el panorama ha cambiado en la zona y de un sólo oasis ahora hay tres: El Charquito, Los Cocales, El Jardincito de Chunga.

Si queremos una ciudad y un país amigable con la naturaleza, tenemos que empezar nosotros mismos por nuestras casas, calles, y colonias. Si los cuidamos, reforestamos, y luego ayudamos a los demás, nos aseguramos de que nuestros hijos verán un mundo mejor.

Hoy, el Charquito es nuestra punta de lanza. Ahí ofrecemos talleres diversos a niños y jóvenes, pues consideramos que son ellos los que sí pueden transformar por completo el futuro ecológico de nuestro planeta, pero hay que motivarlos. Queremos que no sea sólo un parque, sino un lugar de aprendizaje ecológico y convivencia directa con la naturaleza. Hay seguir con nuestros cursos y talleres, con la reforestación, y sumar a más vecinos a la causa para que transformen igual sus entornos. Estamos seguros de que juntos haremos de Mérida un ejemplo nacional de ciudad, y de este mundo un planeta mejor.

 

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0024_IMG_20170427_185734.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0006_IMG_20170427_190607.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0020_IMG_20170427_185914.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0019_IMG_20170427_185958.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0018_IMG_20170427_190014.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0015_IMG_20170427_190145.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0016_IMG_20170427_190103.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0022_IMG_20170427_185824.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0021_IMG_20170427_185842.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0023_IMG_20170427_185821.jpg

El Charquito, Megaparque —Voz Abierta_0025_IMG_20170427_185725.jpg


Artículos relacionados

Tags: Amigos del Megaparque, Megaparque, parques públicos

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube