¡Disculpen por indignarme de lo que no debo!

Publicado el 15 diciembre, 2016

El domingo pasado golpearon a la exatleta olímpica y ahora senadora del Partido del Trabajo, Ana Gabriela Guevara; dando como resultado el enojo y rabia de varias personas. Mas como estamos en un mundo políticamente correcto (o yo diría incorrecto), molestarnos por la situación de Guevara es insuficiente, primero que todo deberíamos indignarnos por las mujeres golpeadas del mundo, por los muertos del narcotráfico, por los inmigrantes, por la tala de árboles, por la tauromaquia, por los perritos atropellados, por los unicornios rosas asesinados en la mente de algún sádico odia unicornios rosas, etc.

En esta clase de mundo estamos, en donde si no piensas como yo, si no te enojas por lo mismo que yo, entonces estás mal. Y no pienses que por indignarte y quejarte de todo lo anterior te va a hacer mejor persona, porque la sociedad ha dicho que nunca hay suficiente indignación, nunca vas a quedar bien. ¡Pero esperen! Porque tampoco deben divertirse con personajes alabados por la opinión popular.

descarga

¡Disculpen nuevamente, pero yo sí quisiera ir a los XV años de Rubí! ¡Disculpen otra vez mi insensibilidad por querer divertirme y pasar un buen rato! Por algo Jorge Burgos, quien odiaba la risa, mando a quemar el libro dedicado a la comedia de Aristóteles en la novela En Nombre de la Rosa; ya que la vulgaridad y la diversión son mal vistas (1), pues estamos en un valle de lágrimas donde venimos a sufrir. Si no sigues este plan, entonces mereces ser mal visto y repudiado. Deberías estar indignándote diariamente y nunca alegrarte porque así lo mandaba ¿quién?… ¡Ah, sí!, la Santa Inquisición.

Volviendo al caso de Ana Gabriela Guevara, es posible que mucha gente se manifieste y moleste más visiblemente por lo sucedido, no porque le importen menos las demás mujeres que sufren de violencia diariamente en nuestro país, sino porque no tienen el conocimiento de los demás casos. Sí, estamos en la era de la información pero no todos cuentan con acceso a internet; recordemos que muchos mexicanos siguen recibiendo sus noticias desde la televisión, el periódico o el radio, y hay cosas que no se nombran en ellos porque se manejan intereses diversos y también hay censura.

Entonces, ¿hay que molestarse porque el caso Guevara sea más popular que otros? Yo diría que al contrario. Veamos el lado positivo de que una figura pública denuncie las agresiones y abusos que sufrió; porque con ello se ponen sobre la mesa temas que ya se creen superados como el machismo, la misoginia, la violencia e impunidad que existe en este país, y que por más que se intenten tapar, al final siempre sale a la luz lo atrasados que estamos en materia de derechos humanos y justicia.

Tags: Ana Gabriela Guevara, derechos humanos, indignación nacional, machismo, violencia

Autor: Alma Chacón Lizarraga

Todóloga de la nada, cinta negra en opinar sobre nimiedades. Amante de la lucha, las artes marciales mixtas, el country, los cómics y el alcohol barato. Escribo porque no pude ser azafata, escribo p...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube