El diseño participativo de nuestra ciudad

Publicado el 8 diciembre, 2017

Por: Luis Antonio Sauma Castro.

Como sociedad organizada no solo tenemos la posibilidad de participar activamente en la construcción de nuestra ciudad, y particularmente en los espacios públicos, sino incluso la obligación de involucrarnos en la toma de decisiones asumiéndola como parte del bien común.

Para ilustrar de manera más clara la efectividad que se logra estando organizados, podemos citar casos recientes como el de los vecinos del Fraccionamiento Las Américas, que tras verse afectados por las fallas en el suministro de agua potable y no encontrar eco en sus demandas, alzaron la voz y dejaron sentir sus reclamos como comunidad, exponiendo mediáticamente la falta de una respuesta oportuna y generando una presión social que hizo a propios y extraños interesarse en su desenlace. Lo mismo ocurrió en la Colonia Cordemex, que ante la amenaza de deforestar su entorno, los vecinos, de manera enérgica y organizada, obligaron a corregir el diseño en sus espacios públicos. Otro ejemplo es el del Parque “La Plancha”, en donde la comunidad organizada ha despertado el interés colectivo en el desarrollo y planeación de un muy importante espacio público, obligando a la autoridad a incluir a los ciudadanos en espacios de dialogo que permita asegurar su desarrollo sustentable.

protesta1-1024x768

Son varios los ejemplos de éxito que han marcado precedente de lo logrado en nuestra capacidad de reaccionar y medianamente en la de actuar con anticipación. Sin embargo, las posibilidades que nos da la coyuntura actual es propicia para trabajar juntos, para construir una comunidad organizada que defina el rumbo que queremos para nuestra ciudad, nuestra comunidad y nuestros espacios públicos.

agenda-urbana2

En este sentido, la Nueva Agenda Urbana busca alentar una mayor participación y destaca entre sus declaraciones lograr generar sentimientos de pertenencia con el objetivo de determinar condiciones de desarrollo, identificar retos y definir medidas para afrontarlos. Esta es una tarea de todos, sin exclusión alguna, pues todos somos corresponsables de nuestros espacios públicos, de lo que ocurra e incluso de lo que nuestras autoridades hagan o dejen de hacer, por eso debemos empoderarnos y asumir nuestro derecho a opinar y participar. Empecemos por conocer y ejercer nuestros derechos y seamos parte de lo que ocurre en nuestra ciudad.

¿Qué es la Nueva Agenda Urbana?

En el 2016 la oficina en México de ONU-Habitat y el alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, firmaron un acuerdo de cooperación para la adopción de la Iniciativa de Ciudades Prósperas (CPI), lo cual representa la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana.

El CPI es una herramienta diseñada por ONU-Habitat para medir el progreso actual y futuro de las ciudades hacia la prosperidad. Gracias esta iniciativa, el gobierno de Mérida podrá valorar la situación actual de su ciudad y le permitirá definir objetivos y metas en desarrollo urbano a través de políticas públicas basadas en evidencias y resultados. Algunos de los aspectos que se pueden mejorar con este acuerdo son la conectividad, la vialidad, el transporte y movilidad; relacionados con el patrimonio cultural y la consolidación del espacio público.

Lo importante no es dejar todo en manos del gobierno, sino poder incluir nuestro granito de arena como ciudadanos para poder tener una Mérida mejor, ya que todavía falta mucho por hacer.

Tags: Cordemex, La Plancha, Las Américas, Mérida, Nueva Agenda Urbana, ONU

Autor: M50

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube