El sentido del humor (y justicia) de Peña Nieto

Publicado el 17 octubre, 2016

El discurso de combate frontal a la corrupción que ha enarbolado el gobierno federal y el PRI parece una broma “inocente” de un Presidente desgastado, envuelto en una crisis de credibilidad, preocupado más por cómo es percibido su gobierno, que en los resultados del mismo. Una bolsa de papitas sin papitas.

El chiste se cuenta solo: “En el PRI escuchamos los reclamos de la ciudadanía y estamos limpiando la casa. La batalla que enfrentamos es por ustedes, es por la transformación del PRI”, dice categórico Enrique Ochoa Reza, líder nacional del Tricolor, a través de mensaje en redes sociales. (1)

La estrategia es clara, limpiar parte de la fachada, pero sin entrar a los cuartos oscuros. Aunque la purga es amarga, el elegido para tomarla es el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien, en un hecho histórico, renunció a su cargo para ser investigado por el presunto desvío de millones de pesos del erario, tráfico de influencias, más lo que se acumule. (2)

Y sí pero no, como ciudadanos es de celebrar que se investigue y, de ser comprobado, se castiguen los actos de corrupción en el gobierno –de cualquier nivel o color partidista-, pero no basta cuando la justicia es “selectiva”, las instituciones son débiles y la ley está supeditada a intereses de grupos.

 

El meollo del asunto

Según cifras oficiales, cerca del 10 por ciento del Producto Interno Bruto de México se va por el caño de la corrupción, es decir, de cada 10 pesos que se producen en el país uno se “pierde” en la cuenta bancaria de algún funcionario o empresario coludido. De ese tamaño es el problema. (3)

De acuerdo con investigación del portal “Sin Embargo”, el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), promulgado por el presidente Enrique Peña Nieto, está “mocho”, es decir, no hay Secretario de la Función Pública y no hay Fiscal Anticorrupción, dos cargos vitales.

 

Y aquí sí está el meollo del asunto, de poco sirve “llevar a la justicia” a uno, dos, tres gobernadores, los que sean, como medida para ganar credibilidad, si en los hechos las instituciones encargadas de investigar y castigar los actos de corrupción simplemente son inoperantes.

sistema-anticorrupcion-mexico
Vía Animal Político

Como afirma el investigador Juan E. Pardinas (@JEPardinas), a Enrique Peña Nieto le importa una petunia el combate a la corrupción. De haber voluntad, con una reducción de 50 por ciento al financiamiento de todos los partidos políticos, el SNA tendría un enorme margen para forjar su infraestructura y su músculo tecnológico.  (4)

Pero como dice la canción: ¿a quién tratas de engañar, amor?  (5)

 

 

REFERENCIAS:

(1) https://www.facebook.com/MeDuelesVeracruz2017/videos/1635880363376414/

(2) http://www.nytimes.com/es/2016/10/12/javier-duarte-renuncia-a-la-gobernacion-de-veracruz-pero-para-muchos-mexicanos-es-muy-poco-y-muy-tarde/

(3) http://www.sinembargo.mx/17-10-2016/3103743

(4) http://imco.org.mx/politica_buen_gobierno/petunia/

(5) https://www.youtube.com/watch?v=3nh5eYyysvM

Tags: Corrupción, Enrique Peña Nieto, Javier Duarte, PRI

Autor: J. Reyes

Homo Sapiens

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube