Reseña: [el viejo] Westworld —¿Hacer lo que quieras?

Publicado el 4 diciembre, 2016

«Estamos seguros de que disfrutarás tu estancia en Westworld. Mientras estés ahí, por favor, haz lo que quieras. No hay reglas. Y te debes sentir libre para satisfacer todos tus caprichos. No temas herir a nadie o a ti mismo. Nada puede salir mal– salir mal– salir mal […]»

✪✪✪✪✪ 94/100

Muchos ya nos pusimos al día con Westworld, y mientras esperamos el siguiente episodio, queremos algo más. La mejor opción es ver la película de 1973.

Por bien que suene una película setentera de ciencia ficción sobre vaqueros robots escrita y dirigida por Michael Crichton (Jurassic Park, ER), si nuestra referencia es la serie que HBO, hay que ajustar un poco nuestras expectativas. Es excelente, pero hasta ahora, la similitud no pasa de la premisa.

Ajustando espectativas

En primer lugar, lo más seguro es que al asociar ‘película’, ‘ciencia ficción’, y ‘setentas’, pensemos en una estética similar a 2001: A Space Odyssey (1968), Alien (1979), Star Wars (1977). ¡Buenísimo!… Pero ¿qué tal The Six Million Dollar Man?… Sip… Sin quitarle méritos, hay que considerar que el presupuesto se quedó algo corto y, contrario a esas otras películas, la ambientación tecnológica delata un poco su edad. Aun así, Westworld es la primera película en utilizar efectos de computadora, y le quedan bastante apropiados para simular la visión de los robots.

Por otra parte, el enfoque de su argumento es mucho más cercano a Jurassic Park (1993, otro guion de Crichton), pero con robots tipo Terminator en lugar de dinosaurios. En otras palabras, seguramente la referencia más cercana que todos tendremos es el episodio de los SimpsonItchy & Scratchy Land“. No, en serio, la parodia de los Simpsons es la referencia más exacta.

Aunque la idea de robots indistinguibles de humanos está presente en Metropolis (1927) y en obras de ciencia ficción anteriores, la idea de Westworld viene de otra línea. Se dice que a Crichton se le ocurrió la idea hacer una película sobre animatrónicos fuera de control tras visitar la atracción de Piratas del Caribe en Disneylandia —la misma situación inspiró un poco antes a Ira Levin para escribir The Stepford Wives (1972).

piratas-del-caribe-atraccion-disneylandia-voz-abierta-via-undercover-touristVía Undercover Tourist, “The Secret History of Disney Rides: Pirates of the Caribbean“.

Westworld es la primera película en abordar el concepto de virus de computadora. Lo interesante es que, entonces, solo habían trabajos teóricos sobre los virus. El término que ni siquiera existió hasta 1985, cuando Fred Cohen lo acuñó.

“Welcome to Westworld, where nothing can go wrong– Go wrong– Go wrong”

El plot trata sobre un par de amigos escapan de sus problemas y responsabilidades visitando Westworld, un parque en el que se supone que pueden hacer lo que sea con sus androides habitantes, sin consecuencia alguna, pero el viaje se les va arruinando conforme estos se rebelan contra los humanos. Mientras, la corporación a cargo no hace nada por temor a perder dinero. Claramente, la pregunta central es: ¿se puede vivir sin responsabilidad por lo que hacemos?

Actuaciones

Al principio, las actuaciones de Richard Benjamin y James Brolin son algo incómodas y embarazosas, pero nos recuerdan como actuamos cuando somos turistas. Contrario a los desalmados o solemnes turistas de la serie de HBO, con estos dos nos relajamos e identificamos cuando matan y tienen sexo con robots… Esperen, un momento… ¿cómo? Si, así es. Y ahí es cuando nos damos cuenta que sus actuaciones son efectivas. Conforme la película avanza, surge la crisis, y retoman responsabilidad, sus actuaciones van agarrando gravitas.

Por su parte, Yul Brynner (The King and I, The Ten Commandments) parodia a Chris Adams, su personaje de The Magnificent Seven —al grado de que su vestuario es idéntico—, solo que estilo robot animatrónico de Piratas del Caribe.  Si los protagonistas se alejan de la responsabilidad, su vaquero negro representa una responsabilidad desvirtuada que los hace cuestionarse. Su actitud de acosador cibernético, inexpresivo e imparable, es una clara y confirmada influencia en los villanos de Terminator, y en especial, Terminator 2.

Producción

A pesar de su presupuesto de tan solo $1.25 millones de dólares (que serían $6.72 millones en 2016), y ser filmada en 30 días, Westworld resultó ser una película muy bien lograda. Palidece en comparación con la producción de The Magnificent Seven o The Good, the Bad, and the Ugly (1966), tanto por escenografía como por cinematografía, pero recordemos que con aparentar un parque que aparenta ser un pueblo del viejo oeste bastaba. Por razones similares, el set también sirvió para Blazing Saddles (1974).

Los primeros las primeras imágenes del cine generadas por computadora.

El resultado

La comedia de Blazing Saddles —el western más taquillero de su tiempo, hasta ser desbancado por Dances with Wolves en 1990— es comúnmente asociada con el declive del género, pero quizás la manera en la que Westworld lo expuso como un escape fantasioso lleno de clichés también contribuyó.

El resultado fue un éxito de taquilla que recaudó $10 millones de dólares, tuvo una excelente recepción crítica. Pese a no ser precisamente popular en sí, fue sumamente influencial en la cultura popular, y generó muchas seguidoras, parodias, y secuelas. La última de estas es la serie de HBO.

En general, tiene una excelente premisa, muy buen guion, Yul Brynner se roba la película, y es un hito de los westerns y la ciencia ficción. Véanla, y si son fans de la serie, con mayor razón.


2 x 1: Futureworld y Batman: The Animated Series

Como muchos sitios reportan, la serie de HBO toma varios elementos de la primera secuela, Futureworld (1976). Hay mucho de cierto en ello; sin embargo, para el mismo efecto es mucho más entretenido ver los capítulos de Batman: The Animated Series, “Heart of Steel” parte uno y dos (1992).

Parece increíble que una serie animada le gane a una producción de $2.5 millones de dólares, pero el relato y la dirección son muy, muy superiores.

Los personajes de Peter Fonda y Blythe Danner son versiones ‘adorkables’ de Clark Kent y Luisa Lane, pero el diálogo es doloroso. Se sienten como niños jugando a los reporteros, y tienen que describir sus acciones antes de actuarlas. La exposición de su pasados se siente forzada y fuera de lugar.

La premisa es interesante, pero contrario a Corazón de acero, no se hace un gran punto con ella. Encima, la película está muy mal estructurada. Los personajes se quedan ociosos la mayor parte del tiempo. Si no eres Batman, no tienes nada que hacer buscando peleas con robots y corporaciones.

Futureworld puede ser definida con una de sus propias líneas: “Esto es tan emocionante como una visita a la planta de abastecimiento de agua.” Verla es, si acaso, un ejercicio de curiosidad.

Image result for his silicon soul

En contraste, los episodios de HARDAC en la serie de Batman son tan buenos que posiblemente hayan tenido alguna influencia en la serie de HBO. “His Silicon Soul”, episodio secuela de “Heart of Steel”, es una verdadera tragedia que trata precisamente sobre los conflictos de identidad que abundan entre los robots de Sweetwater (así se llama el pueblo vaquero en la serie). Por lo que definitivamente vale la pena darles una revisada tras ver Westworld.


Artículos relacionados

Tags: Batman: The Animated Series, Jurassic Park, Los Simpson, Michael Crichton, Piratas del Caribe, Richard Benjamin, Terminator, Westworld, Yul Brynner

Autor: Armando E. Torre Puerto

Aprendió a escribir palabras usando letras. En Voz Abierta, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por detenerlo, pero es que está bien terco.  ...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube