Hermione Granger: ¿peligrosa feminazi o mascota del patriarcado?

Publicado el 8 marzo, 2017

Gracias, Internet, gracias. Una vez más me has provisto de bellos y contundentes ejemplos de cómo alguien con una visión estrecha, maniquea y totalizadora de la realidad considera que cualquier cosa que se salga de sus reducidos esquemas de pensamiento debe ser obra del Enemigo; pero sobre todo, ejemplos de cómo dos visiones contrarias pueden odiar lo mismo por razones completamente opuestas, pero con lógica (o falta de ella) perturbadoramente similar.
Ya antes hemos visto cómo las posturas extremistas pueden odiar lo mismo aunque no se pongan de acuerdo en el porqué. Por ejemplo, derechosos que creen que Barack Obama es un peligroso socialista e izquierdosos que piensan que es sólo otro peón de Wall Street. Ya lo vimos con la Primavera Árabe, de la que cada ideología tenía su propia teoría de la conspiración: unos que era un caos armado por los islamistas para extender el Califato internacional; otros que era un complot por parte de las potencias occidentales para desestabilizar la zona y quedarse con su petróleo. Vaya, hasta lo hemos visto con Santa Claus, acusado de promover el comunismo y desalentar la valoración del trabajo y esfuerzo individual, o de ser un viejo capitalista que promueve el consumismo, la desigualdad y el despilfarro. Hace poco escribí una entrada de sátira para mostrar que,conociendo la retórica del mame, se puede atacar a la misma cosa desde dos puntos de vista diametralmente opuestos, y sin que ninguno de los dos tenga sentido. Y recientemente Internet me regaló esta joya, con dos chalados atacando lo mismo, pero por razones opuestas:

Ya no entendí si el problema era que Amnistía Internacional era una máquina de propaganda izquierdista
o un aparato de los liberales para impedir cualquier revolución izquierdista verdadera…
Ahora, en su infinita generosidad, Internet me ha provisto de uno de los ejemplos más simpáticos e hilarantes, tanto más como quienes los andan difundiendo se los toman muy en serio y asienten con la cabeza solemnemente diciéndose “pues sí, tiene razón” (a menos, claro, que lo hagan con ironía). Como ustedes sabrán, Hermione Granger, en su nuevo papel como embajadora de buena voluntad de la ONU, dirigió un discurso frente a la Asamblea General, defendiendo las causas fundamentales del feminismo, y que le ganó muchos aplausos y admiración por toda la red (y como diez mil puntos para Gryffindoor).
Pero esos aplausos no fueron unánimes. Mucho rechazo ha generado entre diversos círculos. Mis ejemplos favoritos son estos dos con títulos por demás sugerentes: en esta esquina Emma Watson y La Conspiración Feminista Para Destruir La Familia [sic con las mayúsculas] y en esta otra Emma Watson: El angelical rostro del patriarcado internacional al servicio del capitalismo [no entiendo por qué insisten en llamar “Emma Watson” a Hermione, pero bueno…]
Caray, me cuesta mucho escribir estas líneas sin carcajearme. Y es que la verdad no tengo mucho que escribir porque estas dos joyitas de la conspiranoia y la simplonería ideológica hablan por sí mismas. Por supuesto, lo primero que ambos blogs tienen en común es en que se presentan como “medios alternativos”, en los que te van a contar “la verdadera verdad que el poder trata de ocultar”. Pero las similitudes van más allá; sólo chequen estos extractos selectos y comparen la retórica y la (anti)lógica de sus argumentos. Lean:

«El Feminismo se disfraza como un movimiento por los derechos de las mujeres. En realidad, el Feminismo se dirige contra la mujer. Se trata de una cruel mentira haciéndolas creer que sus instintos biológicos naturales fueron “inventados” con el fin de reprimirlas. El resultado, mujeres disfuncionales por todos lados.

»De hecho, el Feminismo ha sido inventado por la élite, con el fin de lograr una reconstrucción social. Como resultado, las mujeres son incitadas en contra del matrimonio, en contra de los hombres y en contra de la maternidad – ya no desean formar una familia.

»Es difícil de creer, pero las defensoras del Feminismo deberían saber que su movimiento fue fundado y patrocinado por la Rockefeller Foundation (Fundación Rockefeller). Estas fuerzas poderosas tienen una variedad de medios de comunicación y revistas bajo su control, que utilizan para influenciar a las mujeres con las ideas feministas. Y esto funcionó y funciona muy bien.»

Y del otro lado…
«El feminismo entendido como un movimiento contra la dominación del patriarcado y por la completa igualdad y emancipación social, constituye una gran amenaza para el capitalismo y las clases dominantes de todo el mundo. Es por ello que organismos de la burguesía y el patriarcado internacional representados en la ONU, han fichado a Emma Watson como embajadora de buena voluntad de la ONU y rostro principal de HeForShe (Él por ella)
Ahora bien, hay que admitir que el segundo texto, si bien es incoherente, es también bastante menos delirante que el primero (y mucho mejor redactado), en cuanto a que de hecho existe un patriarcado, entendido como un orden social que favorece marcadamente al varón en detrimento de la mujer, y que se manifiesta a través de leyes, normas sociales, valores, costumbres y diversas expresiones culturales.
[Machirrines, por favor absténganse de ponerse a enlistar los casos excepcionales en los que de hecho se privilegia o se protege a la mujer en nuestra sociedad. Sus cerecitas bien espulgadas no eliminan lo que es una tendencia generalizada, tanto histórica como actualmente.]
En lo que el segundo texto se equivoca es en pensar que dicho sistema está de alguna forma diseñado y dirigido a propósito por las élites que gobiernan el mundo. Habla de un “patriarcado internacional”, intrínsecamente enlazado al capitalismo neoliberal y que tiene como una de sus fuerzas a la ONU. Es una antilógica perfectamente paralela a la que asume el primer texto, diciendo que el feminismo es un invento de las élites para manipular a las mujeres y destruir la sociedad. Aunque el segundo texto no menciona la palabra conspiración, es de todas formas conspiranoico porque al igual que el primero concibe un mundo en el que “los poderosos” forman un ente monolítico en el que todos juntos persiguen un mismo objetivo según un plan perfectamente bien diseñado. Algo que sólo podría creerse alguien que ignora la complejidad de los procesos históricos, de los cambios sociales y de la política internacional.

Otra cosa que tienen en común ambos textos es que presumen descubrir las “verdaderas intenciones” detrás del discurso, intenciones que, claro, interpretan nuestros “medios alternativos” basándose en nada más que en el hecho de que lo que dijo Hermione no corresponde con la visión ideológica de los autores.

Hermione es feminazi:

«El objetivo oculto del Feminismo es destruir la familia. Al incitar a las mujeres contra los hombres y al destruir la relación hombre-mujer, han creado una sociedad rota de egoístas. El Feminismo ha envenenado la relación hombre-mujer. Con el fin de destruir a la familia, los medios de comunicación convencen a las mujeres de que no pueden confiar en el contrato heterosexual (matrimonio). Los Illuminati atraves de los mass-média socavan los instintos naturales de las mujeres.»

Hermione es mascota del patriarcado:

«La ONU inteligentemente promociona, a través de la popular actriz, la ética meritocrática de igualdad de oportunidades, característica fundamental de las sociedades neoliberales, que en otras palabras significa que todas y todos debemos tener las mismas oportunidades para ‘surgir’ y ‘triunfar’, aplastando a los y las demás a través de relaciones de competencia y dominación. La igualdad de oportunidades, piedra angular en el discurso de Emma Watson, está en sintonía con el liberalismo criminal dominante en la ONU. Es la “igualdad” liberal de ser igualmente dominados por el capitalismo y el Estado.»

En una de las entradas que les cité anteriormente, ya les había comentado cómo hay gente en la derecha gringa que piensa que la ONU es el primer paso hacia un gobierno mundial que socavará la libertad de los Estados Unidos, y cómo hay izquierdosos en América Latina que no ven en la ONU más que un organismo al servicio del capitalismo yanqui; esta última es la tradición simplista en la que se inserta el discurso «Hermione es mascota del patriarcado». Las complejidades de la política internacional no caben en una interpretación tan simple.

Una visión apocalíptica está entre las características recurrentes del pensamiento fundamentalista. Es el “si no nos movemos ahora, los malvados nos van a llevar a un desastre de proporciones bíblicas”. Y no se pierdan la característica expresión conspiranoica “¿coincidencia? ¡no lo creo!”:

«El feminismo sigue existiendo como una herramienta de la élite para seguir llevando a cabo su agenda de desestabilización, la destrucción de la sociedad, las relaciones, y el matrimonio. Estudios recientes muestran que estamos viendo los índices más bajos de la historia de matrimonios. Creen que esto es casualidad?

»El Feminismo tambien aboga por la liberación sexual de la mujer. Lo cual únicamente sirve para llevar a las mujeres a la promiscuidad sexual. La “liberación sexual” debilita la institución matrimonial. El Feminismo y su liberación sexual es la razón por la cual estamos viendo niveles alarmantes de mujeres en promiscuidad sexual, que no desean formar una familia, no desean saber nada del matrimonio. El Feminismo es básicamente una herramienta que ha llevado a la destrucción del concepto de la familia.

»Cualquiera que pueda ver y contemplar a nuestro mundo roto y enfermo, debería realmente darse cuenta de que hay algo – o mejor dicho mucho —andando terriblemente mal.»

Más apocalipsis a la vuelta de la esquina…

«Emma Watson con su angelical rostro -según los cánones de belleza de la cultura occidental-, humaniza las intenciones de las clases dominantes para  extender el capitalismo por el planeta y la mercantilización de las relaciones sociales bajo la excusa de “progreso y libertad”. No es casualidad que Emma critique la escasa escolarización en África. Allí irá la ONU, pero no con escuelitas feministas ni películas de Harry Potter sino que con bombas y ejércitos coordinados por el Consejo de Seguridad para imponer una democracia “libre”, mercantil y sangrienta, y por supuesto, liberal, y con ello, extender el desarrollo del capitalismo en la faz de la tierra.»

Que en el Consejo de Seguridad de la ONU estén las (más o menos) comunistas China y Rusia poco estorba a la creencia de que este organismo dirigirá una invasión a África para destruirla y establecer el capitalismo. Pues este texto está escrito desde la óptica del anarkofeminismo y en consecuencia con el fundamentalisto maniqueo de quien lo escribe, todo lo que no sea anarkofeminismo (incluyendo otras formas de feminismo, porque hay muchas) es la misma mierda, parte del sistema con el que las élites gobiernan al mundo.

El discurso de “Hermione es mascota del patriarcado” es bastante más largo que el de “Hermione es feminazi”, y su incoherencia y falta de rigor lógico sigue igual a lo largo del mismo, afirmando cosas como que al no mencionar a los gays, trans y lesbianas está defendiendo la heterosexualidad como lo único aceptable, o que al no hablar en contra de la opresión económica está implícitamente defendiéndola. O sea, extrayendo conclusiones sobre lo que Hermione no dijo, y luego presentándolas como si fueran evidencias incontrovertibles de lo que quiso decir. Se presentan, al igual que los conspiranoicos del primer texto, como los únicos calificados para interpretar el discurso de una persona. Es otra característica clásica del pensamiento fundamentalista: creer que una interpretación subjetiva es igual que haber descubierto la mera verdad. Y por supuesto, una falacia de falso dilema: “Como no dijo que lo que corresponde con MI ideología, debe estar defendiendo justamente lo contrario”.

¡Paren las prensas! Cortesía de Sofía Zarate me acaba de llegar el siguiente boletín. Es otro ataque contra el discurso de Hermione, pero esta vez proviene de una página católica y se titula Querida Emma Watson, el feminismo también puede convertirse en violencia. Por supuesto, el texto inicia anunciando que se han descubierto las verdaderas intenciones del grupo que manipula a Hermione [y dale con eso querer llamarla Emma]:

«A pesar de su tono emocional, que ha cautivado incluso a católicos, esconde los objetivos anti vida y anti familia propios de la organización que está detrás de la campaña que la actriz representa (#HeForShe), me refiero a UNWOMEN.org

Pero lo más divertido de este texto es que tiene un par de párrafos que se corresponden con el de nuestra querida anarkofeminista. Mientras ella acusa a Hermione de promover la falacia de que hombres y mujeres son complementarios, los católicos se quejan de que ella promueve la falacia de que hombres y mujeres son iguales en todo cuando en realidad son complementarios. Veamos primero a “Hermione es feminista violenta”:

«No entiendo cuál es el afán de asumir monumentalmente que “el hombre y la mujer somos iguales en todo”. Creo con toda la convicción del mundo, que la hermosura de la vida social humana descansa en una verdad hermosa: “el hombre y la mujer somos complementarios”.

»Al serlos, le damos belleza, pasión y movimiento a todo lo que hacemos. Somos iguales en dignidad es evidente pues somos seres humanos, pero al mismo tiempo, te confieso el secreto que tanto miedo tenemos de pronunciar hoy en día. Sabes, somos complementarios. Complementarios en cada papel cotidiano de nuestras vidas, y ésta es una maravillosa verdad que ha permitido a hombres y mujeres de todas las culturas del mundo, construir naciones prósperas y perdurar en causas nobles, es la bella inclinación que nos ha hecho unirnos en matrimonio y ser felices.»

Ahora, “Hermione, mascota del patriarcado”:

«Por otra parte, si entendemos el sentido de la palabra ‘espectro’ como un conjunto de colores que se complementan entre sí, Emma Watson no se estaría apartando mucho de la visión heteronormalizada de las relaciones entre las personas. Y, lamentablemente, la segunda opción es la que más toma peso si es que consideramos el total del discurso de la actriz de la saga Harry Potter, y si a eso le sumamos que el nombre de la campaña es Él por ella, me atrevo a afirmar que el discurso de Emma Watson está profunda y completamente contaminado por la falacia patriarcal de la complementariedad entre los géneros.»

De nuevo, dos posiciones contrarias atacando lo mismo porque cada una ve en ello las palabras del Enemigo.

Debo decir que el texto anarkofeminista se gana mi simpatía por ser en el fondo bien intencionado, en tanto que de verdad quiere acabar con un sistema intrínsecamente lleno de inequidades y alcanzar una igualdad social entendida como una relación horizontal en libertad (me gustó la frase). Los otros dos, ni se diga, defienden causas por demás estúpidas. Lástima que las buenas intenciones se vean limitadas por una interpretación muy estrecha de la realidad social, que no admite medias tintas ni alternativas, viendo gigantes donde hay molinos cada vez que algo no se ajusta a sus esquemas. Esta es, ay, una característica muy recurrente en la gente que quiere cambiar al mundo.

Me gustaría de todo corazón que esas personas que defienden causas justas se dieran cuenta de que no logran nada y sólo hacen el ridículo al pretender luchar por un mundo mejor usando la retórica y la anti-lógica de las formas más rancias y estultas de pensamiento reaccionario.

¿Que qué opino yo del discurso de Hermione? Pues estoy de acuerdo con ella de cabo a rabo. Pienso que demuestra un pensamiento bastante lúcido y sensato. Pienso también que es admirable que una persona, especialmente una mujer tan joven como la señorita Granger, utilice su fama y su influencia para llevar un mensaje positivo. Esperemos que tenga eco.
Pero por otro lado, creo que el hecho de que nos parezca algo extraordinario nos indica que estamos avanzando muy lento. A estas alturas, los valores que promueve Hermione deberían ser más la regla que la excepción. Creo que el peligro está en la autocomplacencia y en que pensemos que porque Hermione ya habló ante la ONU, entonces ya todo va bien. Es bueno reconocer los avances que como sociedad hemos logrado para ir superando el sexismo y la misoginia, pero sería peligroso caer en la ilusión de que esos flagelos ya quedaron en el pasado, cuando estamos muy lejos de ello.
Aplaudo el discurso de Hermione en la ONU y me alegro por ella, pero me alegraré más cuando esas ideas se conviertan en la norma y no la excepción, y cuando los antivalores contra los que ella lucha sean rechazados universalmente.
En fin, estúpidos muggles.

Emma Watson Vanity fair cover —Voz Abierta

Artículos relacionados

Miguel Ángel Civeira González nos ofrece más reseñas, ensayos y artículos como este en su excelente blog Ego Sum Qui Sum.

Tags: Emma Watson, feminismo, feminismo radical, Harry Potter, HeForShe, Hermione Granger, ONU

Autor: Miguel Ángel Civeira González

Bloguero, escritor y friki. Miguel Ángel es licenciado en Letras Hispánicas y profesor de humanidades a nivel bachillerato. Ha publicado textos en diversas revistas y antologías, incluyendo la co...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube