Homicidios que consternan ¿Y el Escudo Yucatán?

Publicado el 28 marzo, 2017

Consternación, indignación, impotencia, tristeza, miedo, es lo que siente la sociedad yucateca por el lamentable homicidio ocurrido el día de ayer de la señora Emma Gabriela Molina Canto. Este hecho, nos hace reflexionar sobre el trabajo de las autoridades y de las medidas que han aplicado para fortalecer la seguridad pública en el Estado.

El llamado “Escudo Yucatán” implicó el endeudamiento de sumas millonarias para brindar más equipamiento y sistemas de vigilancia, a fin de que la Policía del Estado pudiera hacer mejor su trabajo, pero, ¿de qué sirve todo esto si no se puede evitar una muerte anunciada como la de la señora Emma Gabriela Molina?

El Estado mexicano a raíz de la escalada de violencia que se ha vivido en la última década por, en parte, la guerra contra el narcotráfico, ha implementado sistemas, leyes y controles para tratar de proteger a las víctimas de acoso y violencia; incluyendo leyes especiales para proteger derechos humanos y los derechos de las mujeres víctimas de esta misma; sin embargo, dado lo ocurrido, estas acciones brillaron por su ausencia. Nuestro Estado es “el más seguro del país” se nos ha dicho en reiteradas ocasiones, y es bandera política de las autoridades, pero los hechos recientes pueden poner en entredicho esa afirmación.

Es necesario recordar que nuestro estado se encuentra entre los de mayor impunidad en el país aquí la nota:

Yucatán está entre los Estados con mayor impunidad

Esto, principalmente, debido a que las autoridades de procuración de justicia (Ministerio Público y Policía Investigadora) se encuentran rebasadas en sus capacidades. Ello también es producto del cuello de botella que se forma ante los Jueces Penales para que resuelvan los asuntos.

A pesar de los millones invertidos e infinidad de mecanismos que se encuentran (al menos en papel en las leyes) para proteger a las víctimas o posibles víctimas del delito, el talón de Aquiles está en la calidad de las autoridades que aplican esos mecanismos, si éstas no están comprometidas con su trabajo o no tienen la capacidad, por más leyes hermosas que existan, hechos como el de ayer no podrán ser evitados.

escudo yucatán

¿Qué hacer como sociedad?

La principal víctima, además por su puesto de las personas directamente involucradas, es la totalidad de la sociedad yucateca. La misma no debe bajar la guardia y por el contrario debe redoblar esfuerzos para apoyar a las autoridades y víctimas, a fin de señalar aquello que no está funcionando para mejorarlo, y sobretodo, resolver con justicia todos los hechos lamentables ocurridos.

Por mucho tiempo, la seguridad pública en Yucatán pasaba a segundo plano, pero este homicidio y los pasados, nos hacen poner atención a lo que se hace y deja de hacer en cuanto a este tema. Un sano proceso democrático implica involucrar a la sociedad en los asuntos públicos, de no hacerlo se fortalecen estructuras anquilosadas, la impunidad, la corrupción, la ineficacia, etc. Es por ello, nuestro derecho y nuestra obligación ser parte de la sana convivencia y de la vigilancia del proceso democrático. Bienvenido debe ser el debate y el señalamiento público para mejorar; no queremos estar el día de mañana como otros Estados, viviendo en el temor constante.

La amenaza ignorada

El caso de Emma Gabriela Molina Canto y su familia tuvo por años un alto perfil y un historial de delitos, corrupción, y abuso de poder; así como amenazas recurrentes que continúan hasta hoy. ¿De que sirve toda la infraestructura de vigilancia que implica el Escudo Yucatán, si los peligros inminentes y evidentes van a ser ignorados?

feminicidio yucatan

Hoy, repito, hay consternación, indignación, impotencia, tristeza y miedo; eso es lo que siente la sociedad yucateca por el lamentable homicidio que las autoridades no supieron detener. Por la pérdida de una madre de familia que fue extorsionada y maltratada desde que tuvo que luchar por la custodia de sus hijos e incluso muchísimo antes.

Tags: Emma Gabriela Molina Canto, Escudo Yucatán, feminicidio, homicidio, Mérida, seguridad pública

Autor: Gustavo Herrera

Abogado, Maestrante en Gobierno y Políticas Públicas. Me interesan los asuntos públicos y la incidencia de las sociedad en ellos.

...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube