¿Se vale burlarse de “la gobernadora cochinita”?

Publicado el 19 octubre, 2016

Gran parte de lo que nos escandaliza de Donald Trump es su bullying e insultos, como cuando nos enteramos que solía llamar ‘Miss Piggy’ a Alicia Machado, la Miss Universo de 1996. En cambio, sin causarnos el menor escándalo, publicaciones como Homozapping o Reporte Índigo llaman a Ivonne Ortega Pacheco ‘la gobernadora cochinita‘, mientras el Diario de Yucatán constantemente publica cartones en los que ella se ve como un ogro de pesadilla, lo cual es indignantemente ofensivo —para Shrek y los cochinitos.1)Ramón Alberto GARZA GARCÍA, “La gobernadora cochinita“,  Monterrey: Reporte Índigo, 2011. La razón de esta aparente incongruencia es la relación que se ha descubierto entre la empatía y el sentido del humor.

La semana pasada, por ejemplo, Ivonne, siempre presta a perseguir el proyector más potente, lanzó su oportunisísimovalentísimo video para pedirle a los mexicano-estadounidenses que no voten por Trump —el peligrosísimo candidato que ya casi no tiene chance de ganar. Dudo que a alguien en el sistema solar le haya importado el video, pero si él le hubiese contestado que deberíamos deportarla, encarcelarla, bardearle su celda, y rematara llamándole “Miss Piggy” ¿nos hubiésemos ofendido? ¿Sí? ¿No? ¿Por qué?


De acuerdo Mel Helitzer, profesor de humorismo de la Universidad de Ohio (porque si, ya se puede titular uno de payaso), toda broma eficaz requiere siete elementos: un blanco, hostilidad, realismo, exageración, emoción, y sorpresa. 2)Mel HELITZER, Comedy writing secrets, Cincinnati: Writer’s Digest, 2005. Pp. 31, 36. Por alguna razón disponible en PDF en el link, lo recomiendo mucho. El explica nuestra hostilidad:

«No camuflajeemos nuestras verdaderas intenciones. No usamos el humor sólo para entretener al mundo. El valor del humor en el ataque es incomparable, porque el humor es criticismo socialmente aceptable, una catarsis que combina memorabilidad y respetabilidad.»

Mel Brooks lo plantea con un ejemplo:3)Ibid., p. 13

«Tragedia es si corto mi dedo; comedia es si te caes a una alcantarilla abierta y mueres.»

wpid-xqrvbqdkr9

De acuerdo a la psicóloga Patricia Keith-Spiegel 4)Ibid., p. 31, las dos razones primarias de la risa son la sensación de sorpresa y superioridad. Que Mr. Bean arruine una pintura es gracioso porque no es común y porque agradecemos no estar en sus desafortunados zapatos. Lo mismo hace Rodney Dangerfield, al ponerse de blanco de sus propios chistes con su eterno «I get no respect». Groucho Marx, en cambio, es gracioso porque le niega solemnidad a la gente seria con la que habla, y Bugs Bunny porque, encima, ridiculiza a bullies como Sam Bigotes, o cretinos, como el Pato Lucas.

John Cleese, uno de los escritores y comediantes que más han analizado la comedia y los procesos creativos, hace en Farty Towels, digo, Fawlty Towers, una combinación de todos los anteriores al sobajar a los que interactuan con él, pero ridiculizándose a sí mismo en el proceso; similar a lo que en el fondo nos pasa con personajes como Ibom o Trump —ya mero regreso a ellos— nos sentimos “superiores a él” porque se ve inferior al tratarse de verse superior.

La sensación de superioridad puede venir de situaciones absolutamente crueles, y South Park ha hecho una fortuna de esa manera. ¿Cuántos capítulos reciclaron la broma de que Kenny muere sin afectar el plot? En retrospectiva, Los Simpson se ven mucho más sutiles. Uno de los momentos más claros es cuando Bart y Lisa hieren los sentimientos del beisbolista de la vida real, Darryl Strawberry. ¿Qué anda mal con los que no podemos evitar reírnos de su sufrimiento solitario?

Obviamente lo cruel no necesariamente es gracioso si no hay suficiente sorpresa, la situación mal planteada, resulta poco ridícula, muy ordinaria, o muy predecible: el chiste no va a dar risa. Y ese es el riesgo que se llevan los comediantes cuando usan crueldad: si no dan risa, simplemente se ven ofensivos.

Para complicarle la chamba a los comediantes, cuando una broma apela al sentido de superioridad de la audiencia a través de la burla directa o crueldad, su sentido del humor tiende a estrecharse. La calidad de la broma entra en competencia con la empatía que podemos sentir con su blanco. Como resultado, se van perdiendo las carcajadas de muchas personas, con frecuencia mujeres, quienes está comprobado que suelen tener mayor empatía.5)Christina PATTERSON, “Women have more empathy, but do even we care any more?“, Londres: The Guardian, febrero 5, 2016 — 20:00 GMT.

Por otra parte, si el blanco de la broma es una celebridad, la empatía hacia ellos tiende a bajar. Los vemos como gigantes, pensamos que “pueden y deben aguantarlo”, y como resultado, cuando se les quita algo de su superioridad mediante el humor, nos causa gracia.

Pocas veces aplica tan bien el «Porque todo el que se enaltece será humillado; y el que se humille será enaltecido» de Cristo en Lucas 14:11.

Con toda esta referencia, es lógico que los insultos de Trump fracasen como humor y que sea impopular con las mujeres, quienes encima son sus blancos más frecuentes. Los que sienten algún tipo de superioridad frente a mujeres, inmigrantes, latinos, musulmanes no son tantos como los que sienten mayor empatía por ellos. Podemos, hacer chistes sobre ellos y causar risa, pero cuando detrás de los chistes hay una posible intención de ataque real, estos dejan de ser graciosos y se convierten en bullying.

Por el contrario, los chistes sobre Trump resultan la fuente del pan de cada día para los comediantes. Cuando Seth Meyers lo convirtió en la botana de la Cena de corresponsales de la Casa Blanca, nadie se sintió mal por él, y su cara de molesto sólo hizo los chistes más graciosos. Una regla no escrita de la comedia es que si haces bromas es porque estás dispuesto a aguantarte las que se hagan de ti. Sabemos que es una celebridad, nos consta que se dice rudo, y es gracioso cuando vemos que no puede aguantar.

donald-trump-the-annoying-orange-the-apprentice-voz-abierta-a-partir-de-by-provisionheavy-y-nbc

Ahora, de regreso a Ivonne “la terrateniente” Ortega, Trump es verbalmente hostil, ella no. Sin embargo, palabras bonitas no sirven de nada cuando las acciones son tan despiadadas, como ha sido el caso de los fondos perdidos del Hospital Regional de Tekax, que dejó ocho años más sin atención médica a la población del sur de Yucatán (es decir, si no sobrevivían las dos horas de viaje a urgencias a Mérida, se morían), y del Isstey, punto y aparte de otros robos como el Gran Museo del Mundo Maya.

Un ejemplo de la insensibilidad de Ivonne Ortega. Fuente: Televisa.

Pese a lo complaciente y bonito —empalagosamente bonito, para mi gusto— de sus videos y discursos demagógicos, el paso político de Ivonne Ortega por Yucatán dejó decenas de víctimas comprobables. Por alguna razón, el PRI aún no la ha tirado por la borda, pero nosotros sabemos que el castigo que se merece es muy superior a simplemente ser llamada “cochinita”, por lo que ser comparada con el tipo de ganado que producía nos causa una muy necesaria y justificada catarsis, aunque no satisfaga nuestra necesidad real, que es la de vivir en una comunidad en la que haya justicia.

Cuando la vemos con apariencia de ogro en las geniales caricaturas de Tony Peraza, nos olvidamos de los sentimientos que se puedan herir, pues sus acciones han limitado la empatía que podamos sentir por ella, y recordar que al final del día es una señora desesperada por una atención y aceptación que nunca recibirá. Esto nos causa una catarsis, liberando un poco de la frustración e impotencia que podemos sentir ante sus atropellos.

carton-de-tony-peraza-fuera-ivonne-presidenta-hectareas-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-rolando-zapata-bullying-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-patricio-patron-debate-tekax-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-donald-trump-muro-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-hospital-regional-de-tekax-televisa-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-denise-maerker-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-fuera-ivonne-simpsons-senor-burns-voz-abierta-via-diario-de-yucatan

Imagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-dios-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

carton-de-tony-peraza-perdon-de-ivonne-ortega-tren-bala-voz-abierta-via-diario-de-yucatanImagen vía Cartonista.

Los personajes en las caricaturas de Tony suelen sacrificar consistencia o apego a las figuras reales en favor de las ideas que expresan. En el caso de Ivonne, su caricatura parece estar más basada en su carácter (el fondo de su actuar) que en su físico: se ve brutal, masiva como un gorila o un ogro, su femineidad viene de curvas que resultan regordetas, y con ropa que resulta llamativa y algo kuch; sus uñas pintadas parecen garras de depredador, y sus zapatos zancos son elevados para pisotear al otro.  Usualmente es la figura más grade en los cartones donde aparece, opacando a todos las demás como un bully de pesadilla —hasta al Pato Azul que mide 1.95 en la vida real.

… En retrospectiva, decirle Miss Piggy resulta dejársela barata.

¿Es cruel dibujarla como un ogro? Definitivamente —y  no solo por el pobre de Shrek. Sin embargo, al acaparar desesperadamente los reflectores para autopromocionarse, es lógico que la luz también exponga sus defectos y pecados, y que sintamos la necesidad de reclamar, incluso si es a través de un humorismo, el cual muchos creemos que ella «pueda y deba aguantar».

Si bien es razonable ofenderse cuando Donald Trump le dice Miss Piggy, o Miss Housekeeping a una mujer que, por lo que fuere, se puso en una posición subordinada y vulnerable frente a él, cuando Ivonne es descrita como un ogro o una cochinita, sólo podemos ver la realidad de una criadora de cochinos, que ha hecho cochinadas anti-patrióticas, que ha abusado de miles de personas, y aún no ha recibido castigo por ello.

ivonne-ortega-pacheco-miss-piggy-muppets-voz-abierta-a-partir-de-disney
Ningún cochinito fue herido en la producción de esta publicación.

.


Notas relacionadas

Referencias   [ + ]

Tags: Donald Trump, Groucho Marx, Hillary Clinton, Hospital Regional de Tekax, Ivonne Ortega Pacheco, John Cleese, Los Simpsons, Mr. Bean, Patricio Patrón Laviada, Rolando Zapata Bello, Seth Meyers, Tony Peraza

Autor: Armando E. Torre Puerto

Aprendió a escribir palabras usando letras. En Voz Abierta, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por detenerlo, pero es que está bien terco.  ...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube