La ciudadanía castiga al PRI

Publicado el 25 septiembre, 2016

Por Gustavo Herrera Rosado.
Publicado originalmente el domingo, 12 de junio de 2016.

El pasado domingo el país entero fue testigo de cómo la ciudadanía participando en el proceso electoral puede cambiar el rumbo de una entidad. En los casos de Quintana Roo, Durango, Veracruz y Tamaulipas, los triunfos de la oposición dieron por terminado mas de ocho décadas de hegemonía del PRI.

La sociedad mexicana es hoy en día mucho más informada, mas crítica, más politizada y participativa que nunca. El anhelo por la democracia que fue poco a poco conquistando la sociedad, hoy en día es una realidad en todos los órdenes de gobierno. Las parcelas de antidemocracia que eran, y lamentablemente en algunos casos, siguen siendo, los Estados, poco a poco van logrando su transición hacia la democracia electoral.

La vocación democrática del pueblo mexicano se reafirma con cada elección, la alternancia y la competencia política son una realidad en cada vez mas rincones del país. La transición hacia la democracia parece haber llegado a los Estados y se ha confirmado en los municipios, lugares donde históricamente se dio inicio el largo camino de la transición.

Ahora, la democracia electoral y la competencia política son una realidad, esto significa que ningún partido político la tiene “segura”, la ciudadanía ha aprendido a usar el arma mas poderosa que posee: el voto. Si un gobierno de determinado partido no satisface las demandas, éste puede ser castigado y removido como sucedió con los gobiernos priistas en las pasadas elecciones. Los ciudadanos castigaron a los gobiernos malos y corruptos.

La alternancia y la presión de la sociedad son un elemento de la democracia Mexicana en este Siglo XXI; por desgracia esto no se ha traducido en buenos gobiernos, políticas publicas y programas que den alivio a los problemas públicos como la inseguridad, la salud, el crecimiento económico, la corrupción y la impunidad,y que continúan siendo la preocupación diaria de la mayoría de la población. Por lo que tanto,tanto el viejo partido hegemónico, como los partidos de oposición deben ahora sí, gobernar para el pueblo: atendiendo las necesidades e impulsando políticas que en un mediano plazo cumplan con las expectativas que han generado.

En Yucatán observamos atentos la elección del pasado domingo, vimos un claro mensaje de la sociedad hacia los partidos. Pudimos ser testigos de como el hartazgo por la corrupción y los malos gobiernos, se castiga. En Yucatán la sociedad evaluará el desempeñó del actual gobierno priista en la próxima elección del 2018, sus políticas y sus propuestas se calificaran y se decidirá si continúan en el poder u tienen que dejárselo a partidos opositores. Sin embargo, esta oposición debe ser inteligente para aprovechar la nueva realidad política y tener una oferta política a la altura de las demandas de la sociedad yucateca.

Tags: Ciudadanía, PRI

Autor: Gustavo Herrera

Abogado, Maestrante en Gobierno y Políticas Públicas. Me interesan los asuntos públicos y la incidencia de las sociedad en ellos.

...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube