Los taxistas yucatecos fueron al DF a buscar oxígeno y casi se asfixian

Publicado el 20 octubre, 2016

Se volvieron locos y se sintieron traicionados

Nadie les niega el sagrado derecho al pataleo.
Nadie dice que la entrada de UBER no los afectará.
Nadie permanece pasivo ante la inminente desaparición de su fuente de trabajo, como les sucede a los miembros del FUTV

Lo que sí se les niega es que reclamen los privilegios que han disfrutado como un derecho inalienable e intocable.
Lo que no se acepta es que mantengan su condición de monopolio, que sigan siendo un cuerpo para-policial y que utilicen la violencia para hacer valer sus intereses y sus corruptelas.
Lo que no puede continuar es que el FUTV conserve la protección gubernamental como pago de compromisos electorales

Eso, señores taxistas —ojo, no hay señoras taxistas; es parte de los anacronismos corporativos—, ustedes no podrán mantenerlo por una sencilla razón: la sociedad yucateca ya no lo quiere, así lo decidió y así lo vamos a hacer, con ustedes, sin ustedes o contra ustedes.

Y si para ustedes todo es cuestión de huevos, sépanse que en la sociedad meridana sobran huevos… y ovarios.

Tags: FUTV, taxistas

Autor: José Luis Sierra Villarreal

Sociólogo, investigador, analista político, periodista, y miembro de Poder Ciudadano Colectivo 4 de Julio....

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube