¿Qué no es prioridad en México? La educación, la ciencia y la tecnología

Publicado el 14 marzo, 2017

La noticia de este momento en México es el utópico nuevo modelo educativo, para que los niños puedan crecer con habilidades para resolver problemas en lugar de memorizar datos inútiles e incluso sean realmente bilingües. Suena bien, pero no creo que el sistema educativo esté capacitado para ello porque requiere de cambios más profundos.  De nuevo estamos ante la idea de querer parecernos a las élites mundiales en educación, pero sin reducir el horario de clases, las tareas o la forma de calificar.

Sin embargo, de lo que no se habla pero también es noticia es de las becas CONACYT. Así es, si después de haber terminado la licenciatura querías continuar estudiando un posgrado, el CONACYT era una opción tanto para mexicanos como para extranjeros. Lo que se puede leer en los medios es que el monto de las becas aumentó en un 4% este año, no obstante el problema no es ese, sino que no se están otorgando becas a estudiantes de nuevo ingreso. Asimismo, hay una reducción de 8 mil 200 millones de pesos, equivalente al 30% del presupuesto asignado para el 2016.

Anteriormente con ser aceptado en los posgrados avalados por el CONACYT era casi un hecho que recibirías beca, a menos que algún trámite no se hiciese a tiempo. Pero este año, no importa que hayas sido aceptado, si no eres prioridad para el CONACYT, no hay beca. Y es que muchos estudiantes ilusionados saben que los primeros meses tienen que vivir de sus ahorros, ahora, ¿quién les va a indemnizar esa inversión? ¿Quién les va a devolver el empleo que dejaron o los gastos de viaje a otro país? Porque además, el CONACYT te hace firmar una carta de dedicación exclusiva cuando ingresas al posgrado, por lo que es casi imposible realizar otra actividad que genere una remuneración económica.

17342487_10154128794076650_5507395001509576641_n

¿Qué fue lo que sucedió?

Las universidades y centros de investigación recibieron información demasiado tarde (posterior a los tiempos del proceso de admisión) de que se daría el mismo número de becas otorgadas en periodos anteriores. A su vez, el CONACYT no presentó ninguna justificación al respecto.

Por lo que si este año se aceptaron 10 personas, pero en el pasado fueron 8, entonces 2 personas quedarían sin beca. Otro caso fue que los posgrados de nueva creación que tenían el visto bueno del CONACYT también se quedaron sin becas. Los casos son muchos y  poco se habla de ellos, por ejemplo, a los alumnos de la Maestría en Investigación Educativa de Xalapa les rechazaron a todos sus becas, lo mismo les sucedió a los que estaban estudiando la Maestría en Psicología de la Salud en la Universidad de Guadalajara.

Ya empezaron a presentarse manifestaciones en contra de esta nueva medida del CONACYT, entre las que destacan las de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la cual mandó un oficio dirigido a Enrique Cabrero Mendoza, director del CONACYT. También en Yucatán, los alumnos del CICY (Centro de Investigación Científica de Yucatán) lanzaron una campaña en Change.org en contra de los recortes. Igual está el caso de la Universidad Autónoma de Querétaro, en donde la directora de la Facultad de Ciencias Naturales externo su preocupación ante la disminución de becas por medio de una carta, por supuesto ésta va dirigida nuevamente a Cabrero Mendoza:

“Solicitó señor atentamente, que se rectifique esta acción y se permita que el 100 por ciento de los estudiantes admitidos en los programas PNPC en enero del 2017, cuenten con la beca que les permitirá realizar sus estudios de posgrado.”

En suma, esta situación nos demuestra claramente que la educación nunca ha sido una prioridad en México, ya que es de los primeros rubros que se recorta cuando hay que seguir gastando dinero. La ciencia y tecnología siempre queda en segundo plano en el país, y muchas veces los investigadores dan resultados a pesar del nulo apoyo de Estado. Por lo mismo, este nuevo modelo educativo que va a transformar la mente de los más jóvenes me deja con muchas dudas y sobre todo incertidumbre. Posiblemente estemos ante otra reforma que intenta seguir tapando el sol con un dedo.

Tags: becas, CICY, CONACYT, nuevo modelo educativo, posgrados

Autor: Alma Chacón Lizarraga

Todóloga de la nada, cinta negra en opinar sobre nimiedades. Amante de la lucha, las artes marciales mixtas, el country, los cómics y el alcohol barato. Escribo porque no pude ser azafata, escribo p...

Comentarios

  1. Interesante que que recalques ese problema que México lleva arrastrando a lo largo de su historia, sin embargo para las instituciones las becas se han vuelto no una decisión arbitraria como lo planteas sino una forma de legitimar su aporte en formación de los “aspirantes”, en una decisión unilateral, como lo dices muy pocos becados son de nuevo ingreso a los posgrados, lo que da a entender que la mayoría de las becas Conacyt estan cooptadas se han vuelto un modo de vida y de mañas para las instituciones y para profesores “investigadores” ya sean adjuntos o de tiempo completo, creo yo, haría falta hacer investigación sobre ese problema y no solo victimizar a las instituciones y sindicatos que son también parte del problema de este país.

    1. Claro que tiene sus errores la academia, lo sé de primera mano. Pero no es el punto de esta nota, posiblemente en otra me explaye sobre los problemas que hay cuando eres estudiante y no tienes con quien quejarte de asesores que no van a dar clases, o de profesores que según su nivel SNI se vuelven intocalbles, o de las instituciones que reciben dinero y aún así cobran colegiaturas altísimas. También podría hablar de la gente que sólo va por una beca en lo que decide que hacer con su vida. Pero como digo, el tema es amplio como para otra nota, no en ésta.

  2. Ni hablar de eso de querer hacer patriotas a la fuerza, de lo que no he visto noticias por cierto, ahora que quienes veían la convocatoria de becas al extranjero como opción y se den de topes cuando vean que quitaron los apoyos para maestría. A amachinarse con las estatales siempre a destiempo de los inicios de clases, a la carrera, confirmando que siempre sí te vas para allá de último momento. Muy preocupados por desarrollar las áreas prioritarias, ¿con que conocimientos?, ¿reciclando lo mismo-poco que hay aquí?.

  3. me llamo la atencion esto:
    ” a los alumnos de la Maestría en Investigación Educativa de Xalapa les rechazaron a todos sus becas, lo mismo les sucedió a los que estaban estudiando la Maestría en Psicología de la Salud en la Universidad de Guadalajara”

    Que hay de las becas para aquellos cuyas investigaciones son mas faciles de monetizar?

  4. Es totalmente alarmante la manera en como se recortó el presupuesto para la ciencia, ver cómo mis compañeros decidían estudiar un doctorado y de pronto les dijeran no hay becas, es muy difícil. Sobretodo cuando escuchas todo el reguero de dinero que habrá para las campañas políticas del Estado de México, cuando ves cómo personas que ni licenciatura tienen son los encargados de dirigir a este país. Cómo se pueden tomar las decisiones correctas si quienes nos gobiernan viven en la comodidad de un puesto pagado con el dinero del pueblo que no es para el pueblo????

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube