NUESTRAS PRIORIDADES PARA MARCHAR

Publicado el 13 septiembre, 2016

Si algo nos dejaron claro las manifestaciones del sábado pasado, es que no somos un país con una cultura progresiva, pero tampoco uno con congruencia religiosa. Tras numerosos desastres diplomáticos, fracasos económicos, actos de corrupción, y hasta masacres en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, decidimos congregarnos y protestar por… ¿los gays?

 

Creo que sería bueno aprovechar la oportunidad para reflexionar como llegamos a este punto y hacia donde debemos continuar como comunidad.

Los motivos de las marchas por la familia

Desde el 2010 la Ciudad de México y varios estados han legislado el matrimonio para personas del mismo sexo. El 17 de mayo de este año, Peña Nieto propuso una iniciativa con la que el matrimonio entre personas del mismo sexo se podría realizar en todos los estados. Esto hace de México un país que aparenta ser socialmente progresivo, a la par con tan solo veinte países que han logrado el mismo tipo de legislación antes. Sin embargo, este pasado sábado 10, anticipándose al debate que se llevará a cabo en el Congreso de la Unión sobre la iniciativa del Presidente, el Frente Nacional por la Familia logró coordinar a un millón, 140 mil, 580 personas para hacer manifestaciones pacíficas en 124 ciudades del país, en contra de la iniciativa ([1]).

Pese a múltiples citas que se pueden encontrar en los medios, en las que los asistentes se manifestaron “en pro de la familia”, negando intenciones de discriminación. El Frente Nacional por la Familia, asociación civil que dirige la causa, la describe en estos términos:

“La marcha es para alzar la voz de la familia, el matrimonio hombre-mujer, así como el derecho y el deber de los padres de educar a sus hijos y en contra de las medidas de la presidencia de la república que buscan imponer la ideología de género.” — Rodrigo Iván Cortés Jiménez, vocero e integrante de la diligencia nacional del Frente Nacional por la Familia ([2]).
Antes de la marcha, el 23 de agosto, el coordinador de la bancada priista en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, afirmó que la iniciativa de Peña Nieto no será discutida o aprobada por el Senado, ya que no considera que haya una demanda social en el país ([3]).  Más que el matrimonio homosexual en sí, la principal razón de la marcha puede ser los libros como el manual “Equidad de género y prevención de la violencia en preescolar” ([4]), que definen la política de educación pública en favor de la ideología de género desde el 2009 (antes de Peña Nieto), y que el Frente Nacional por la Familia y la Red Familia han opuesto desde meses atrás ([5]).

 

“Estas iniciativas y medidas buscan redefinir el matrimonio, subordinar la política interior y exterior del país a la agenda de género, así como ideologizar la educación. Presidente Enrique Peña Nieto, diputados y senadores, como servidores públicos tienen la obligación de escuchar la voz de los ciudadanos” — Gerardo Pineda Martínez, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia en Yucatán ([6]).

La Arquidiócesis Primada de México se ha deslindado de las manifestaciones ([7]) pero esto no impidió los obispos respalden oficialmente la convocatoria de asociaciones civiles y padres de familia ([8]).

 

Hay que entender las manifestaciones desde el punto de vista institucional. Las escuelas, parte del gobierno, se han limitado mayormente a explicar temas de sexualidad desde el punto de vista mayoritario heterosexual, y los temas de diversidad quedaban en manos de la familia. Que estos pasen a manos del gobierno a través de la educación pública, supone una pérdida de poder para la familia como institución. El peor escenario para las agrupaciones que protestan sería que contenido como el del manual de equidad de género pase a los libros de texto obligatorio —hasta las escuelas privadas de la iglesia tendrían que usarlos—, pero el secretario de educación, Aurelio Nuño, lo ha negado ([9]).

La respuesta de la comunidad gay

Por supuesto, el mismo día sábado 10, ocurrió una serie de contra-manifestaciones en favor de los derechos de las parejas gay (o LGBTQ). Sin embargo, su alcance fue mucho menor. En Mérida, por ejemplo, la manifestación de las marchas “por la Familia” fue de entre 10,000 y 30,000 personas, dependiendo de la fuente, pero la de la comunidad gay, tan solo de 350 ([10]).

El valor político de estas manifestaciones es criticable. Las que se dieron en favor de los derechos gay, si bien son congruentes con sus principios y lograron cierto acto de presencia, se vieron faltos de forma, logrando congregar meras fracciones de los números de las marchas “por la Familia”. En el caso de Mérida, por ejemplo, la manifestación se dio en torno a un “besatón”; es decir, un maratón de los besos gay y heterosexuales en público. Dada la necesidad de mostrar números, y una alternativa familiar humana y responsable, un evento que predeciblemente no iba a atraer suficientes padres con sus hijos no fue nada conveniente —y el resultado seguro hubiese sido el mismo si ninguno de los besos hubiese sido entre personas del mismo sexo.

 

El resultado de las manifestaciones

 

La democracia no se trata de que la “mayoría gana”, eso es oclocracia (tiranía de las masas), sino de que se gobierne para todos sin atropellar los derechos de nadie, pero caer en el juego de medir fuerzas y verse minúsculos nunca es conveniente. Sin embargo, lo criticable de las manifestaciones LGBTQ por sus resultados es nada comparado con la incongruencia de las marchas “por la Familia”.

 

“Yo no he visto marchas (que convoque la Iglesia católica) para protestar por la corrupción, por la impunidad, la visita de Donald Trump, ni signos de solidaridad con la gente dolida y más agraviada como son los desaparecidos, los secuestros, las mujeres asesinadas ¿por qué no hay esa sensibilidad de esas causas en un México tan violento y agraviado?”  —Padre Alejandro Solalinde Guerra ([11]).

 

Si las marchas son “por la familia”, en lugar de jugar a imaginar que las familias son conformadas exclusivamente por la fórmula de ‘un papá, una mamá, e hijos’, ¿no sería una causas mucho más importantes las necesidades de los padres y madres que crecen hijos solteros y con poca ayuda? ¿o del escandaloso porcentaje de huérfanos en calles y casas hogar? Es comprensible que se expresen de acuerdo a su ideología, y que declaren su preocupación por su autonomía para educar a sus propios hijos, pero no que sólo se muevan por las situaciones más superfluas contra quienes pueden aportar mucha ayuda con las situaciones más prioritarias de los niños mexicanos. Ahí viene el 15 de septiembre y las marchas para que Peña Nieto renuncie, a ver cuántos repiten marcha por problemas serios.

 

Jesús dijo “No juzguéis, para que no seáis juzgados” (Mt. 7:1) y “Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos  a los otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros (Jn 13: 34)”. No dejó cláusulas para romper la regla con las familias y niños gay. Sin embargo, en 2013, en un momento histórico, el papa Francisco si dio una postura congruente al declarar “¿quién soy yo para juzgar” en referencia a los homosexuales ([12]). Tal vez los católicos mexicanos deberíamos hacer un repaso de nuestros principios y utilizar este tipo de poder de convocatoria para causas más cristianas.


Referencias

[1] http://noticieros.televisa.com/mexico-estados/2016-09-12/marcharon-124-ciudades-pais-matrimonios-igualitarios/

[2]http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/edomex/2016/09/5/frente-por-la-familia-alista-marcha-contra-de-bodas-gay-en

[3] http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/la-iniciativa-gay-de-pena-no-es-prioritaria-para-el-pais.html

[4] SEP, 2009, 149 pp. El libro está disponible actualmente en la página de la SEP: http://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/1039/1/images/equidad.pdf

[5] http://www.proceso.com.mx/447652/padres-familia-contra-los-contenidos-perversos-en-libros-la-sep

[6] http://sipse.com/milenio/inicia-en-merida-marcha-a-favor-de-la-familia-galeria-221548.html

[7] http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/08/28/rivera-se-deslinda-de-marcha-contra-matromonio-gay

[8] https://www.aciprensa.com/noticias/mexico-obispos-respaldan-marchas-masivas-en-defensa-de-la-familia-58645/

[9] http://www.m-x.com.mx/2016-09-09/aurelio-nuno-desmiente-que-la-sep-promueva-la-ideologia-de-genero-en-aulas-y-libros-de-texto/ . Nota: esto no desmiente la existencia de manuales y libros de apoyo.

[10] http://yucatan.com.mx/merida/ciudadanos/cientos-personas-se-dan-cita-besaton

[11] http://hilodirecto.com.mx/cuestiona-solalinde-por-que-la-iglesia-no-marcha-contra-la-injusticia/

[12] http://www.nytimes.com/2013/07/30/universal/es/Papa-Francisco-muestra-actitud-mas-abierta-a-los-homosexuales.html?_r=0

Tags:

Autor: Armando E. Torre Puerto

Aprendió a escribir palabras usando letras. En Voz Abierta, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por detenerlo, pero es que está bien terco.  ...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube