¿Qué le podemos aprender a la Marcha Global de las Mujeres?

Publicado el 24 enero, 2017

#WomensMarchGlobal

El día 21 de enero, después de la toma de protesta de Donald Trump, pudimos conocer un evento de trascendental importancia para la política mundial contemporánea: la impresionante concatenación de manifestaciones en el mundo, en torno a las mujeres de los Estados Unidos.

23-womens-march-dc-numbers.w710.h473.2x

Varias son las enseñanzas y las señales que podemos derivar de esta jornada solidaria. Les apunto algunas:

1) La importancia y la eficacia que alcanzan las redes sociales en sociedades que han sabido conectar la indignación y el rechazo individual con la acción colectiva.

2) La enorme capacidad de aglutinación que se obtiene cuando se tiene la madurez para privilegiar la concordancia de agrupamientos dispares – así sea en un único objetivo- dejando de lado las diferencias y las contradicciones. En el caso norteamericano, fue fundamental apartar la confrontación de grupos abortistas contra los no-abortistas para lograr las concentraciones urbanas que se dieron el 21 de enero.

3) Las marchas de las mujeres mostraron contundentemente que, para las organizaciones feministas, la democracia no se agota ni limita al voto, que se tiene conciencia clara de la participación activa y de la resistencia social como factores indispensables para toda sociedad democrática. A juzgar por la respuesta del señor Trump, este personaje no conoce ni valora la resistencia social. Malo para él y para su gobierno.

donald-trump-presidente-de-eeuu-2348531h360

4) Las marchas de las mujeres fueron un adelanto de lo que pasaría si otros grupos o fracciones sociales que sientan vulnerados sus derechos o sus intereses, reaccionan contra decisiones gubernamentales y suman sus decisiones. Imaginemos si, a la fuerza y la decisión demostrada ayer por las mujeres en contra de Trump se agregaran los afromericanos, los latinos e inmigrantes ilegales (hecho que sucedió), los dreamers, los beneficiados de Obamacare, etc, etc…

5) Esta manifestación nos llevan a considerar que el respaldo electoral logrado por Trump, en buena medida, proviene de vecinos de localidades pequeñas y dispersas; mientras que el voto contrario se localiza en grandes ciudades; grupos conscientes de la resistencia política y de la presión social; dispuestos y acostumbrados a echar mano de ambas acciones.

6) La enorme cantidad de pancartas que aparecieron ayer, en todas las concentraciones urbanas, su manufactura individual, y sobre todo, la calidad de sus consignas y contenidos, nos dejan saber dos cosas: una, que el nivel cultural promedio de las y los manifestantes es muy alto; y dos, que cada asistente a cualquiera de las marchas está dispuesta o dispuesto a ir mucho más allá, además de concurrir a la manifestación del 21.

Les ofrezco estas reflexiones a los y las meridanos y meridanas y, particularmente, a los y las activistas, así como a los integrantes de organizaciones sociales, para sacar enseñanzas  y para contar con parámetros que nos permitan comprender en qué nivel de desarrollo nos encontramos en nuestro estado en el campo de la participación política y de la organización ciudadana.

Tags: #WomensMarchGlobal, Donald Trump, Estados Unidos, feminismo, Marcha de las Mujeres, Protesta anti Trump, Women March

Autor: José Luis Sierra Villarreal

Sociólogo, investigador, analista político, periodista, y miembro de Poder Ciudadano Colectivo 4 de Julio....

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube