El PAN, su ‘unidad’, sus ‘moches’ y su [Raúl] Paz

Publicado el 20 marzo, 2017

¿Qué tan buena es la famosa unidad del Partido Acción Nacional? ¿Es un valor que a la ciudadanía le conviene que su partido tenga o una excusa para no denunciar los moches de sus líderes?

Cuando el PAN no tuvo unidad

Para bien o para mal, el PAN de hoy en Yucatán se debe en buena parte a que en las elecciones del 2007 no hubo suficiente unidad y acabó fracturado. Los exalcaldes Xavier Abreu Sierra y Ana Rosa Payán Cervera, compitieron por la candidatura para gobernador del Estado de Yucatán. Xavier ganó, pero Ana Rosa no lo respaldó; alegó fraude y compitió por la gubernatura como candidata del Frente Amplio Progresista. Sus simpatizantes no fueron suficientes para ganar, pero si para dividir el voto y permitirle el triunfo a la dzemuleña del PRI, quien endeudó a Yucatán tanto como quiso.

Claramente, esa falta de unidad no fue positiva ni para ni para Yucatán, ni para el PAN, ni para los involucrados, que hoy figuran poco. Pero ¿qué pasa cuando se aplica la estrategia opuesta; cuando se pide complicidad —digo— unidad sin importar la corrupción de algunos militantes?

El pasado lunes 13 de marzo, vi en las redes que el ex gobernador, Patricio Patrón Laviada, convocó a una rueda de prensa para el martes 14, a las 10:00 de la mañana, en el restaurante El Manjar Blanco. No mencionó el motivo. Aunque me hubiese gustado algún anuncio pequeño pero interesante rumbo al 2018, por el lugar me imaginé que sería sobre los moches, que es el tema que ha estado difundiendo.

¿Qué es un moche?

Coloquialmente, un moche es un dinero adicional que un empleado, público o privado, cobra por hacer o no hacer el trabajo que le corresponde. En otras palabras, soborno. Sin embargo, los moches a los que los panistas se refieren hoy en día a desvíos del ramo 23. Este es un presupuesto que manejan los diputados y le deberían entregar íntegros a los alcaldes de los pueblos para desarrollar proyectos. Y así lo hacen, pero a cambio de un moche.

moches

Se supone que como parte del Poder Legislativo, los diputados deberían estar haciendo escrutinio de la labor de alcaldes, gobernadores, y en general el Poder Ejecutivo. Pero en este caso, se han vuelto sus corruptores. Esta situación se da entre diputados y alcaldes de todos los partidos, pero hasta ahora sólo el PAN ha hecho algo de ruido denunciando a sus propios miembros.

Las denuncias de los ex líderes del PAN yucateco

«Soy panista de trabajo, y exijo que el PAN cumpla sus principios, y que eso controle su funcionamiento.»
—Patricio Patrón Laviada.

carton-de-tony-peraza-ivonne-ortega-patricio-patron-debate-tekax-voz-abierta-via-diario-de-yucatan

Anteriormente, Patricio Patrón Laviada, sin cargo público dentro o fuera del PAN, se ha visto involucrado en continuas denuncias públicas a la ex gobernadora dzemulela, por haber desviado fondos destinados a la construcción de hospitales en Tekax y Ticul. Otros temas, los ha denunciado o criticado continuamente desde las redes sociales.

En meses recientes, junto con Hugo Laviada Molina, Alfredo Rodríguez y Pacheco, Hugo Sánchez Camargo, José Castañeda Pérez, Luis Montoya Martínez, Julio Sauma Castillo, y Jorge Gamboa Wong —todos ex presidentes, ex secretarios, ex legisladores del PAN—, ha dedicado entrevistas y ruedas de prensa a la limpieza en casa, denunciando el fenómeno de los moches.

«Si hay alguna prueba de que algún funcionario del PAN, yo o cualquier otro diputado o senador, ha cometido algún acto de corrupción, que la presente.»
—Raul Paz Alonzo, agosto 2015. Corte a:

Las denuncias en ruedas de prensa subsecuentes se han acalorado, llegando al grado de ponerle nombre a uno de los principales acusados de los moches: Raúl Paz Alonzo, actual diputado y presidente estatal del PANy aparente entusiasta del taco de lengua.

Patricio Patrón, Alfredo Rodriguez, Raúl Paz, Huacho Díaz, Mauricio Vila, Renán Barrera, Carlos Aldana, Unidad, Moches, PAN, Yucatán, El Manjar Blanco. Imagen de Desde el Balcón —Voz Abierta

Los ex líderes del PAN piden pronunciamiento a los actuales líderes sobre Raúl Paz

En la rueda de prensa del martes 14, compartieron la mesa Patricio Patrón, Carlos Aldana Herrera, principal investigador de los moches, y los ex senadores Hugo Laviada Molina y Alfredo Rodríguez y Pacheco. Juntos solicitaron que los líderes del partido en Yucatán se pronuncien respecto de las denuncias contra en contra de Raúl Paz. El mensaje que entregaron fue el siguiente:

»Nos permitimos convocarles pues consideramos importante compartir con ustedes, con la sociedad yucateca, y con los militantes panistas nuestro posicionamiento respecto a temas que son trascendentales para la vida de nuestro Estado.

»En unos meses, iniciará el proceso electoral y la inquietud propia de ello provoca que las personas interesadas en contender por las candidaturas en los distintos partidos se aprestan a obtener las postulaciones.

»En Acción Nacional, históricamente hemos elegido para postular a las mejores personas para cada cargo de elección. Por ello, los panistas no podemos iniciar este proceso con aspirantes a candidatos que han sido cuestionados, e incluso, denunciados con pruebas por su presunta participación en actos de corrupción, especialmente varios directivos, que no han hecho nada para aclarar los hechos denunciados; aparentemente, buscando ganar tiempo para alguna salida que les pueda resultar “decorosa”, buscando llegar a candidatos apelando no a la democracia sino a la ‘unidad‘ —término que por cierto, es parte del diccionario de los usos y costumbres del PRI.

»Ante esta situación, quienes suscribimos las denuncias presentadas en contra de Raúl Paz Alonzo, Miguel Rodríguez Baqueiro y Lucio Balam Herrera, exigimos a quienes promovieron a la actual directiva a que con claridad opinen acerca de los denominados moches y la participación de los denunciados.

»Los panistas queremos escuchar la opinión de los principales promotores de la llegada e integración de la actual directiva estatal. Queremos oír la opinión de  Mauricio Vila Dosal, de Joaquín Díaz Mena, de Rosa Adriana Díaz Lizama, y también de otros que no han actuado o no han definido públicamente su posición ante una directiva estatal sólidamente denunciada por el tema de los sobornos a alcaldes a través de empresarios corruptores en contubernio con diputados federales.

»Por eso, también exigimos una toma de posición de liderazgos que han permanecido callados ante estas pruebas que hemos presentado a las instancias nacionales del partido pero que también hemos hecho reiteradamente públicas: Xavier Abreu Sierra,  Beatriz Zavala Peniche, Cecilia Patrón Laviada, Renán Barrera Concha, Daniel Ávila Ruiz, Manuel Díaz, entre otros.

»Pedimos que definan y aclaren su posición al respecto, puesto que los presuntos actos de corrupción son sumamente graves y representan un caso de enorme importancia, siendo urgente para el partido y para los yucatecos una toma de posición, ya que su silencio puede confundirse con complicidad o aprobación.

»En contraste, la Comisión Anticorrupción del PAN, ante quien presentamos las denuncias, ha tomado muy en serio las acusaciones. ¿Qué esperamos los panistas yucatecos para actuar? No podemos permitir que, en aras de una malentendida “unidad”, que hoy se pretende imponer a los panistas como dogma, se actúe como lo ha hecho durante décadas el PRI y el gobierno, a quienes históricamente hemos combatido por que dañan a México.

»Es deber ineludible para todo ciudadano de bien y más para los panistas combatir todo acto de corrupción, dentro y fuera del partido, siendo una lucha histórica de Acción Nacional.

»Los panistas nos hemos sentido siempre orgullosos de nuestros principios. Siendo congruente con ellos, el PAN es el único partido que está haciendo algo serio en contra de la corrupción interna. Es claro que no es el único instituto político que la padece; sin embargo, existe en la vida interna del PAN el vigor y la decisión suficiente para encarar y combatir estas prácticas inaceptables, sin importar quienes las realizan. Por eso, a mayor nivel de relevancia en cargos directivos, mayor obligación y responsabilidad de actuar con honestidad.

»Considerando que uno de los principios del PAN, es la subsidiariedad, nosotros, hoy militantes panistas sin cargo directivo ni de elección popular, enfrentaremos y denunciaremos la corrupción del gobierno del estado y de autoridades emanadas de otros partidos. Haremos las denuncias necesarias contra la corrupción, que nuestros dirigentes y diputados no han denunciado.

»Quienes conocemos los valores del PAN tenemos claro que no es aceptable ver la cercanía y coincidencias de nuestros dirigentes y funcionarios panistas con políticos priistas corruptos. En el PAN entendemos que la política también incluye acuerdos, pero los acuerdos tienen que hacerse en beneficio de la sociedad y no con los que son la representación propia de la corrupción.

»Nuestra dirigencia le falta a la verdad a los panistas, también en el manejo de los recursos del propio partido. El presidente estatal anunció medidas “de austeridad”. La realidad comprobable es que al comité estatal yucateco desde el mes de noviembre pasado, le es retenido como castigo el 10% de las prerrogativas mensuales por el Comité Nacional, al no presentar la información del manejo de sus recursos y por lo tanto está siendo castigado de acuerdo a nuestro Reglamento de Vigilancia Nacional. La falta de aprobación y dictamen de las cuentas se presenta falsamente como una “virtuosa” austeridad. Históricamente, el PAN yucateco se distinguía a nivel nacional por el escrupuloso manejo e informe de sus cuentas.

»Hacemos un llamado a los panistas de corazón que pidan cuentas a los acusados y nos deslindemos de esas prácticas que dañan la esencia de nuestra organización política.

»Nuestro llamado es para que los verdaderos panistas, participen. En el PAN, nuestros fundadores nos enseñaron a cuestionar, a aclarar y a debatir,  sin que esto represente dañar al partido. La libre manifestación de nuestras ideas le dará oxígeno al partido.

»La única unidad válida, es en torno a nuestros principios y estatutos.»

PAN y Paz

Raul Paz electo presidente CEN del PAN —Voz Abierta

Por múltiples razones, la reputación de Raúl Paz Alonzo ya era dudosa desde el escándalo con funcionarios y bailarinas de table dance en Puerto Vallarta en el 2014, Aún así, en agosto de 2015, los militantes del PAN de Yucatán lo eligieron como su presidente, por encima de Alfredo Rodríguez y Pacheco. Una de sus primeras acciones fue reducir la transparencia de su partido, pero algunas asociaciones civiles lo detectaron rápidamente. Es claro que el juicio de carácter no es precisamente la mejor habilidad de los militantes panistas.

PAN diputable, por Tony Peraza 2 —Voz Abierta

Sa, sa. Tal vez los militantes imaginaron que el dipu-table le mandaría la niña a la mesa que más aplauda.
Cartón de Tony Peraza sobre la situación del PAN.

«También señalé en su momento sus vínculos con los líderes del PRI.» —Hugo Laviada Molina

Hoy, para los ex líderes panistas de Yucatán, Raúl Paz simboliza la prianización total de su partido. No sólo porque algunos lo consideran un infiltrado del PRI, sino porque su manera de obrar, mediante moches y una complicidad a la que le llaman unidad, es lo que ven como su principal característica.

Es una situación difícil. Según las denuncias, la corrupción ha llegado a la dirigencia nacional del PAN. Si su presidente estatal está involucrado, ¿cuántos más habrá? Si los ex líderes del PAN y los simpatizantes de la causa no logran que sus denuncias den resultado, los candidatos del 2018 serán gente favorecida por el que ven como un diputado corrupto.

La lucha de poder entre líneas

Seguro, se puede leer una lucha de poder entre líneas. Las viejas generaciones del PAN cuestionan o no aceptan a las actuales. Pero ¿no para eso sirve la oposición en primer lugar? Si en efecto, se tratase de una lucha entre grupos, la oportunidad de que los más honestos puedan denunciar y eliminar a los más corruptos es parte de un sano proceso de evolución que nos conviene a los ciudadanos. Supervivencia del más honesto. Si sienten que su casa no es de cristal, es positivo que haya esta clase se escrutinio entre políticos. Además, los partidos aún se encuentran en un periodo conveniente para hacer esta clase de limpiezas antes de que sea demasiado tarde.

El reto de las bases

Por otro lado, denunciar lleva un costo. En el pasado, la fisura entre Xavier y Ana Rosa debilitó al PAN, y permitió el regreso del PRI, que endeudó a Yucatán durante ese sexenio. Entonces la fisura era por poder, hoy es por la decencia y las bases.

En estos últimos años, los mexicanos hemos incrementado nuestro hartazgo por la misma política de siempre, por lo que para los ex líderes que demandan a Raúl Paz, recuperar su partido, transparentarlo y abrirlo sería una gran oportunidad. Pero tienen que lograrlo sin destruir su credibilidad en el proceso. Si llegan al 2018 con un PAN fragmentado, podrían quedar sepultados tras las elecciones. El reto no sólo es limpiar el PAN, sino redefinirlo en una carrera contra el tiempo.


Artículos relacionados

Tags: Alfredo Rodríguez y Pacheco, Hugo Laviada Molina, Joaquín Díaz Mena, Mauricio Vila Dosal, PAN, Patricio Patrón Laviada, PRI, Raúl Paz Alonzo, Renán Barrera Concha

Autor: Armando E. Torre Puerto

Aprendió a escribir palabras usando letras. En Voz Abierta, hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por detenerlo, pero es que está bien terco.  ...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube