¿Quién podrá destruir al Bro Country?

Publicado el 19 enero, 2017

La música country desde hace algunos años recientes ha sufrido un mal terrible, peor que cuando te quieres hacer una quesadilla y no hay tortillas en tu refrigerador. A esta espantosa enfermedad se le conoce como “bro country”. Esta peste consiste en una cosa (sí, una cosa) auditivamente pegajosa que mezcla algo de “country” con rock, hip-hop y música electrónica (no se lee tan terrible, de hecho). Como cualquier canción de Paulina Rubio, ocurre un hecho inexplicable, de repente no puedes parar de escuchar esa canción que, si te detienes un poco para analizar la letra, no tiene absolutamente algún poquito de consistencia.

Si algo ha caracterizado al country por años son sus letras llenas de sentimiento, en donde quien sufre, tiene que pasarlo muy mal, tiene que vivir una desolación más grande que cuando terminas de leer Cien Años de Soledad; pero también hay esperanza, hay amor, hay denuncia social, hay “outlaws” o rechazados sociales, es decir, hay de todo; hasta tiene su lado machista, pero también está la queja de las mujeres y  temas feministas. El country era el género para dialogar, pelear, quejarse, llorar y exaltar el sueño americano, desencantarse de éste y sufrir de desamor. Pero también era divertido, y con el country podías ligar y bailar al mismo tiempo, era un éxito en las citas, porque si no platicabas podías, por lo menos, divertirte en la pista.

2dPKw3v

(Bro Country for Old Men, imagen de briancagua)

¿De qué trata el Bro Country?

Esto no ocurre con el “bro country”, que básicamente trata de lo mismo todo el tiempo: hay una chica atractiva en jeans, en una fiesta, el tipo que está cantando se la quiere tirar, lo logra, probablemente en una pic-kup, mientras están estacionados en un camino lodoso…. ¡Se me olvidaba!, ambos llevan botas y seguro consumieron mucho alcohol. En serio, esto es básicamente lo que abarca el “bro country”. Lo peor es que ha invadido la radio desde finales del 2010, relegando a los verdaderos artistas del género a un segundo plano, o a que ni siquiera sean reconocidos en la radio. Porque el country aún se rige por las listas de radio, y esto debe ser porque en Estados Unidos, a pesar de ser primer mundo, aún te mandan cosas por correo regular y usan fax. De verdad, todo lo mandan por fax. ¿Qué clase de surrealismo es ese?

bro-country (2)

(Imagen de Farce The Music)

¿Cómo combatirlo?

Todo mundo quería hacer “bro country” porque vendía y sigue vendiendo, y a menos que fueras Carrie Underwood, tenías la libertad de cantar sobre lo que te diera la gana y seguir ganando dinero. Entonces apareció Kacey Musgraves y se llevó los Grammys a Mejor Álbum Country (Same Trailer Different Park) y Mejor Canción en el 2013. Y entonces varios se preguntaron: ¿quién es esta tía y por qué se está llevando nuestros premios? Incluso le ganó a Taylor Swift que en ese entonces fingía cantar country (cosa que nunca le creyeron, pero nadie dijo nada).

No, no fue Musgraves la primera en oponerse al bro country, pero sí fue a la artista que la gente inconforme decidió tomar como bandera para salvar al country clásico. Musgraves nos cuenta en sus letras lo difícil que es vivir en un pueblo-ciudad en donde te juzgan a cada rato, en donde esperan que te cases y tengas muchos hijos porque eso es supuestamente la verdadera felicidad, que tu única posibilidad de sobresalir en el sur de Estados Unidos sea como reina de algún concurso de belleza, que estés atrapada/o en una relación aburrida por miedo a quedarte sola/o, etc.

Kacey Musgraves poses in the press room during the 56th Grammy Awards at the Staples Center in Los Angeles, California, January 26, 2014. AFP PHOTO / JOE KLAMAR (Photo credit should read JOE KLAMAR/AFP/Getty Images)
                                                                  ( Joe Klamar/AFP/Getty Images)

Pero además Kacey Musgraves rescata el sonido de Cash, de Parton, de Haggard y de otras leyendas del género. Cuando hay que hacer un homenaje por ejemplo a la “Reina del Country”, Loretta Lynn, o a Johnny Cash, prefieren llamar a Musgraves para que lo haga, porque es creíble y porque saben que su presentación será memorable. Con Musgraves se abrió una puerta para que Chris Stapleton, Jason Isbell, y tanto artistas de country como de americana que llevan años existiendo, entraran de nuevo a las premiaciones de los Country Music Awards, de los Grammys y demás reconocimientos que fueron a parar a manos de gente que había deteriorado este género musical.

El año pasado fue grande para el country, Loretta Lynn demostró que la edad no es un impedimento para hacer buena música, su hermana, Crystal Gayle, se convirtió en miembro del Grand Ole OpryChris Stapleton ganó el Grammy a Mejor Álbum Country e incluso estuvo nominado a Mejor Álbum del Año, Sturgill Simpson sacó A Sailor’s Guide que está nominado a los Grammys del 2017, Miranda Lambert volvió al buen camino con The Weight of This Wings, Wynnona Judd & The Big Noise presentaron un excelente disco homónimo independiente, Tami Neilson conocida por muy pocos, continúa haciendo música de alta consistencia, ya sea de country, blues o rock; y yo quiero suponer que algún día recibirá la validación que se merece. Sé que el “bro country” no morirá pronto, o que no se reinventará en algo mejor, pero también creo que el 2017 será un gran año para seguir abriendo camino para el country de calidad.

(2013 el año del auge del Bro Country, fue terrible, aún lloro al recordarlo)

Tags: Bro country, country, Kacey Musgraves, Loretta Lynn

Autor: Alma Chacón Lizarraga

Todóloga de la nada, cinta negra en opinar sobre nimiedades. Amante de la lucha, las artes marciales mixtas, el country, los cómics y el alcohol barato. Escribo porque no pude ser azafata, escribo p...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube