¿Es la Reforma Energética la culpable del ‘gasolinazo’?

Publicado el 4 enero, 2017

«El esquema de funcionamiento de Pemex era insostenible»

En pleno siglo XXI, decir que la soberanía nacional depende del control del producto más comercializado del mundo es una vacilada. Y con mayor razón si le agregamos que los monopolios raramente son eficientes, y sobre todo, que la brutal corrupción y su saqueo impune hizo imposible un buen funcionamiento de esta paraestatal. Por eso, siempre creí que era necesaria una reforma energética que rompiera tabús nacionalistas, que permitiera la competencia, y especialmente, que erradicara la corrupción, para hacer a Pemex como una empresa competitiva entre otras en beneficio de los mexicanos.

El discurso oficial

Enrique Peña Nieto da a conocer la Reforma Energética. Gasolinazo

Al conocer los triunfalistas discursos oficiales sobre la Reforma Energética, llenos de medias verdades, y en algunos casos, francas mentiras (al no llamarle a las cosas por su nombre, y especialmente, al no presentar un profundo programa contra la corrupción) me fue desencantando. Me daba la impresión que pasaríamos de una empresa paraestatal ineficiente y corrupta que hacía ricos a líderes sindicales, políticos, y a socios proveedores y contratistas (con poco beneficio para los mexicanos en general), a varias empresas privadas coludidas con políticos corruptos; en las que tampoco tendríamos beneficios los supuestos dueños del petroleo. En ese tenor, fueron varios los comentarios que hice a través de las redes.

A pesar de mis reticencias sobre la reforma energética, y de entender la lógica que hay detrás de echarle la culpa del gasolinazo —particularmente los que buscan un beneficio político por haberse opuesto a los cambios—, maximé que fue el mismo presidente el que presumió que, gracias a la Reforma, bajarían los precios de los combustibles.

Los dos principales cambios que trae la Reforma Energética

Sorprende ver tantos análisis, supuestamente serios, que repiten una y otra vez que el gasolinazo es culpa de la Reforma Energética. Otra vez, comentarios parcialmente verdaderos mezclados con falsedades completas que sólo sirven para engañar a la población —cómo si no tuviéramos ya tantos engaños a cuestas—.

Aventándome a las aguas procelosas de un tema que no domino del todo bien, procuraré dar mi visión del tema. La reforma energética tiene dos ejes fundamentales:

  1. Ya no sólo habrá una empresa que podrá extraer el crudo. Varias empresas recibirán concesiones para extraer petróleo en ciertas áreas y tendrán que pagar al gobierno mexicano un porcentaje del total vendido. Quitando las zonas asignadas a Pemex, las demás serán concursadas entre las empresas interesadas, y las que ofrezcan mejores condiciones para el país, serán las ganadora.
  2. Ya no habrá un único comercializador de los productos petroleros, y no será la Secretaría de Hacienda la que fijará el precio. Cualquiera que llene los requisitos podrá participar, y serán la libre competencia y el precio mundial de los combustibles los que decidan el precio.

De la teoría a la práctica

Con esto se pretendía entrar a la economía de mercado y no dar nefastos subsidios a los más ricos, que son los mayores consumidores de combustibles fósiles… Si el petróleo estaba caro, pagaríamos un precio caro por la gasolina, y si bajaba, igualmente bajaría la gasolina.

Entonces, ¡cómo es posible que, si el precio del petróleo es bajo, nuestra gasolina sea más cara! ¡Cómo es posible que la gasolina sea más barata en Estados Unidos!

En la lógica de la Reforma Energética, cualquiera podría traer esa gasolina barata y venderla en México y hoy tendríamos combustibles mucho más baratos. ¿No hay ninguna multinacional interesada en hacer un gran negocio vendiendo su gasolina en México? Por supuesto que habría, si el precio internacional es de alrededor de 8 pesos, cualquiera podría venderla mucho más barata en México.

El verdadero culpable del gasolinazo

Entonces, hay que buscar por otro lado al culpable del aumento desmedido de la gasolina, y ese lugar es el desmedido dispendio de nuestro gobierno —incluido Pemex—, que le hace devorar millones de millones de pesos de forma ineficiente. Eso es lo que les obliga a tener que ponerle a la gasolina un impuesto especial (IEPS), sumamente alto, para poder cubrir el déficit fiscal, para seguir repartiendo regalitos para tener controlada a la masa electoral, y sobre todo, para seguir robando descarada e impunemente.

Y los que quieren ver a la reforma energética cómo la responsable del mal de México, no se desesperen, con la corrupción de este gobierno, seguramente muchos de los tratos y proyectos que se están cocinando, son cochinadas que nos afectarán a todos los mexicanos. (Espero estar equivocado). Ahora bien, esta bajeza (gasolinazo) no se lo achaquen a las reformas.

Se aceptan aclaraciones, dudas, reclamos, y hasta insultos mientras sean respetuosos y bien fundados. Aprendamos a discutir los temas importantes.


Artículos relacionados

Tags: Enrique Peña Nieto, Gasolinazo, Patricio Patrón Laviada, PEMEX, Reforma Energética

Autor: Patricio Patrón Laviada

Ciudadano consciente y ex-gobernador de Yucatán...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube