Silvestre Revueltas y “La Noche de los Mayas”

Publicado el 11 octubre, 2017

Silvestre Revueltas es uno de los pocos mexicanos cuya obra es reconocida en el extranjero como “producto de la mente de un genio”, un hombre con una vida intensa y breve; que compuso muy tarde en su carrera y aún así nos dejó música que apenas podemos apreciar y entender; un compositor que escribió para ser valorado por generaciones futuras.

Nació el 31 de diciembre de 1899 en Santiago Papasquiaro, Durango, y falleció el 5 de octubre de 1940 en la Ciudad de México; estudió violín y dirección orquestal tanto en México como en Estados Unidos, tuvo una relación muy estrecha con el músico, director y compositor Carlos Chávez; hasta su ruptura profesional la cual llevó a Revueltas a crear otra orquesta.

La amistad con Carlos Chávez lo llevó a participar en casi todos sus proyectos incluido en la revista musical en la que se encargaban de traer noticias de Europa hacia México, este curioso proceso incluía a Europa-Guadalajara-Cd. de México, a través de la tecnología de entonces. También se sabe que era aficionado a las bebidas alcohólicas, tanto que por eso murió. Su entorno familiar es por demás interesante, con muchos artistas y pensadores que llevaron al país a tomar una posición política/filosófica distinta a la que ya se tenía en la primera mitad del siglo XX.

maxresdefault

Esta obra, La noche de los mayas, es una de sus más famosas obras orquestales. Es nacionalismo mexicano puro con muchos elementos del “modernismo” característico del siglo XX, para su composición utilizó elementos característicos de la música folklórica mexicana pero a un extremo muy peculiar, por ejemplo en el último movimiento utiliza sonidos que chocan entre sí, simulando a las bandas de pueblo todas desafinadas. La historia que cuenta La Noche de los Mayas es muy interesante, gira alrededor de la vida de una muchacha de la nación Maya, que se enamora de un hombre de su ciudad justo antes de ser elegida como la próxima virgen a ser sacrificada por el bien de su pueblo.

Empieza, en el primer movimiento, con un hombre siendo sacrificado en la imagen de Chac Mool, probablemente un prisionero de guerra. La música con que abre es muy interesante, ya que dramatiza la escena de una manera muy mexicana. En el siguiente movimiento nos “platica” musicalmente la escena en que la joven coquetea con su galán a pesar de que ya saben que la van a sacrificar; el tercer movimiento es un día normal en la vida de los mayas y sus diversas costumbres; el último movimiento es BASTANTE significativo ya que en esta parte de la historia un curandero/brujo/shamán le da unas raíces alucinógenas a la joven y a lo largo de la primera sección la música simboliza el viajesote que se pone con las hierbas, incluso se supone que alucina con un dios maya en una especie de malviaje y al final, cuando sale del trance, la sacrifican.

Esta obra fue escrita para la película del mismo nombre, la cual pasa casi desapercibida ante la majestuosa obra de Revueltas. La música de Revueltas es la mejor opción para recordar que tan mexicanos podemos ser los mexicanos, y las historias que rodean nuestro imaginario nacional.


Otras entradas sobre música:

 

Tags: La Noche de los Mayas, música instrumental, nacionalismo mexicano, Silvestre Revueltas

Autor: Gerardo Lamas

Melómano de nacimiento, antiguo colaborador de la mítica Musiteka...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube