The Neon Demon: Lo estrambótico en el mundo del modelaje

Publicado el 19 agosto, 2017

En el universo de la cinematografía hay de directores a DIRECTORES. Tenemos ejemplos de gente que pudo ser magnífica y que tuvieron un inicio deslumbrante con obras maestras como los casos de Danny Boyle, Steven Spielberg, Martin Scorsese y Ridley Scott pero que decidieron olvidar su objetivo original de trascender para volcarse de lleno en el comercialismo más ramplón y palurdo. Boyle lo hizo después de su primera película, Spielberg luego de la segunda y Scorsese y Scott se resistieron más. Scott, tras “Blade Runner” (1982), cayó de lleno en lo ignominiosamente peor del espectáculo comercial más baratero.

Sin embargo, hay otras personas que toman el cine como vehículo de expresión y a veces como catarsis. Entre ellos tenemos a Robert Bresson, los hermanos Coen, Michael Mann, Aleksandr Sokurov, Andrei Tarkovsky, Bertrand Tavernier y Michael Winterbottom; con una larga lista de otros muchos. Lo cierto es que estos últimos nombrados no dejan de ser coherentes en su obra y eso les da una continuidad a pesar de que escojan temas variados.

En esta élite se puede contar al danés Nicolas Winding Refn (NWR), que tiene una interesante trayectoria. Su último film se estrenó en México en este año, es “El demonio neón”, el cual paso a analizar:

The-Neon-Demon-2

La trama:

La historia trata de Jesse (Elle Fanning), una bella, inocente y perfecta adolescente de 16 años nativa de la parte rural de Georgia que desembarca en Los Angeles para convertirse en modelo. Ahí se encontrará con un joven que la pretende y trata de protegerla que se llama Dean (Karl Glusman). Ella vive en un motel del cual es gerente el violento y machito Hank (Keanu Reeves).

Lo cierto es que la chica está bendecida por la buena fortuna, pues de inmediato logra colocarse en la agencia de la exitosa y cínica Roberta Hoffman (Christina Hendricks), donde conecta con la maquillista Ruby (Jena Malone), amiga de las modelos Gigi (Bella Heathcote) y Sarah (Abbey Lee); rehechas a base de cirugía plástica, y a las que conoce en unas fiesta en la que se presenta un show de kinbaku. Jesse no deja de seguir teniendo una suerte envidiable, pues logra una sesión de fotos con el famoso Jack McCarther (Desmond Harrington) y luego cierra el desfile de pasarela con las creaciones de Robert (Alessandro Nivola); provocando la hostilidad de las otras 2 modelos. Sinembargo, pese a los buenos augurios, Jesse va a tener que enfrentar lo más bajo del género humano para despuntar en un final impresionante.
thumb_2019_media_image_1144x724

Una historia fuera de serie

La primera escena resulta ominosa: Jesse yace degollada y con sangre que le escurre con un hermoso vestido con la mirada fija en un sofá. Luego podemos ver en un zoom-out que todo es un escenario y que la fotografían muy al estilo de “Los ojos de Laura Mars” (Eyes of Laura Mars, dir.: Irving Kershner, 1978). La historia de una retratista metida en el mundo de la moda a la que le agrada hacer tomas escandalosamente absurdas siguiendo el estilo de Helmut Newton.
Jesse se va a encontrar como “Alicia a través del espejo”, pasando del mundo real, en el que su acuciante necesidad de dinero la lleva a modelar, para entrar en un mundo rocambolesco de podredumbre moral y falsa belleza física, en el que todas las mujeres la quieren usar como objeto. Todo esto es un paso a una dimensión desconocida que realmente le eriza la piel a cualquiera  por lo pavoroso que es.
the-neon-demon3

Una propuesta visualmente impresionante

“El demonio neón” tiene una gran cualidad: NO deja indiferente al espectador y le hace generar reacciones extremas… o se le adora y alaba sin límites, o se le odia y condena sin miramientos.
De inmediato sale la comparación de la obra de NWR con la antiestética de un hiperinflado y pretencioso payaso que se hizo famoso como “artista” y que se hace llamar David Lynch, que se dedica a poner en celuloide un montón de escenas absurdas de muy dudosa valía que buscan impresionar mediante el escándalo sin una trama constante y definida. Y como tiene una legión de seguidores excesiva que le alaban cualquier cosa, eso le hace tener un lugar privilegiado a pesar de no ser ningún genio.
 
Tan orgulloso se siente de su obra, que sus iniciales NWR aparecen en los títulos del inicio y el final, como si estuviéramos ante ropa o fragancias de firma de autor.
el-tornillo-de-klaus-revista-cine-neon-demon-pelicula-nicolas-winding-refn-artista-falsificador-elle-fanning-nwr-pusher-imagenes-triangle-triangulo-950x725

¡Cuídate, que el bosque está lleno de peligros!

Como hacía Darren Aronofsky en “El cisne negro” (The Black Swan, 2010) en el falso mundillo intelectualoide y extremadamente sofisticado de la danza, NWR analiza despiadadamente todo lo que una joven debe experimentar al entrar al siniestro ambiente de las bambalinas de la moda, en la que hay mucho de amenazante y muy poco de gratificante. 
La paleta cromática de blanco, negro y rojo, y las muy bien manejadas iluminaciones en exteriores e interiores contrastantes, son el distintivo de NWR y esta obra no es la excepción. Lo sombrío se refleja en un ambiente de penumbra en el día, y de tinieblas en la noche; donde se hace lucir más el estilo visual del director.
Indudablemente que NWR pone en pantalla escenas que por sí solas pudieran parecer absurdas y surrealistas como la del puma en el cuarto de hotel y el jaguar disecado en la mansión, pero que curiosamente no se llegan a cuestionar, pues a pesar de lo estrambóticas que son, se adaptan perfectamente a una historia que parece ser el sueño de una persona que ni duerme ni está despierta.
Nicolas-Winding-Refn-Elle-Fanning-Jenna-Malone-Neon-Demon

Las actuaciones

Elle Fanning resulta ser la actriz ideal para interpretar a Jesse, aunque tiene más de 16 años. Los vestidos que usa en su vida cotidiana resultan ser una mezcla de tradicionalismo. los cuales pertenecen más a una niña que a una mujer.
Indudablemente su actuación es digna de todo elogio y se nota que se sumió en el personaje. Elle se ha dedicado a escoger con mayor cuidado sus papeles -análogamente como lo hace Ryan Gosling- y uno de los mejores es el de “Ginger y Rosa”, en la que hace de alter ego de la directora Sally Potter, y en la que aparece con Christina Hendricks y Alessandro Nivola. Esta chica demuestra ampliamente que tiene un muy enorme espectro dramático y vale la pena seguir su carrera, pues ofrecerá cosas muy interesantes.
Jena Malone actúa como su descarada y lujuriosa némesis, aparentando al principio ser amistosa y protectora para luego ser devorada por el deseo y lograr forzadamente su objetivo con una Jesse que ya no le opone resistencia.
Karl Glusman resulta ser el ángel protector de Jesse, pero ella no hace mucho por tenerlo a su lado, aunque tampoco lo rechaza abiertamente. Bella Heathcote y Abbey Lee son las elecciones idóneas para representar a 2 modelos ya establecidas en el mundillo de la moda, que albergan todo tipo de sentimientos negativos en contra de Jesse. Finalmente Christina Hendricks aparece en un corto papel como una descarada propietaria de una agencia de modelos de gran prestigio, siendo la primera en descubrir el natural talento y disposición de Jesse para esta actividad.
Sarahbloodthirst

¿Cómo se gestó esta epopeya de angustia?

La casa de producción Space Rocket Nation, propiedad de NWR, hizo un acuerdo con las casas francesas Gaumont Film Company y Wild Bunch para financiar esta película, que se filmó a inicios de 2015; teniendo como inspiración al personaje de la “Condesa Drácula”, la aristócrata húngara Erszbeth Báthory, de la que Julie Delpy ya había realizado una cinta.
El soundtrack es nuevamente de Cliff Martínez, quien ya colaboró con NWR en “Drive: el escape” y que se hizo famoso por su intervención en “Sexo, mentiras y video” (Sex, Lies, and Videotape, 19), ópera prima de Steven Soderbergh. El estilo musical es una mezcla de glamour y terror; el palpable resultado es que Martínez se hizo acreedor al Premio de Mejor Compositor en Cannes.
The-Neon-Demon-Movie-Review-Marshall

Conclusión

Se pueden escribir tomos a favor y en contra de “El demonio neón”, pero lo mejor es verla para poderse formar una propia opinión. Lo cierto es que es una película controversial que dará mucho de qué hablar y tiene el destino prefigurado de ser un filme de culto en el futuro cercano. 
Es una OBRA MAESTRA para el que esto escribe, con un reparto PERFECTO y un diseño de producción sublime.“El demonio neón” conjunta lo anterior con una puesta en escena ejemplar de NWR, que no deja de ser coherente con su obsesivo tema de un individuo puesto en una jungla de dilemas morales que no siempre puede resolver; pero que tampoco se deja derrotar a pesar de tener la adversidad de frente. NO LO PIENSEN: véanla para que queden cautivados en su embrujo o decepciónense ampliamente y tengan tema de plática para muchos días, ya sea alabándola o despreciándola.

Otros análisis de películas por nuestros colaboradores:

Tags: El demonio neón, Elle Fanning, Nicolas Winding Refn, Sally Potter, The Neon Demon

Autor: Juan Eduardo Mórlan Medina

Diseñador, maestro, casi arquitecto y crítico de cine. Tengo mi blog de películas en: http://www.revistafram.com/...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube