¿Vivimos realmente en un país laico?

Publicado el 25 septiembre, 2016

Hace poco agrupaciones religiosas salieron a decir que el PRI perdió en estas elecciones recientes, debido a su apoyo al “matrimonio gay”. No fue por la inseguridad, no fue por la corrupción, ni fue porque Tamaulipas, Veracruz y Quintana Roo se estuvieran convirtiendo en estados asoleados por el autoritarismo y el derroche de sus gobernantes; simplemente fue porque el presidente, Enrique Peña Nieto, hizo iniciativas a favor del matrimonio igualitario y del reconocimiento por la diversidad de género 1)http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=600598&idFC=2016.

No me molesta que la Iglesia exprese semejante disparate, sino su pensamiento tan simplista y limitado para ver más allá de sus narices. No obstante, hay otros como el Padre Solalinde (y seguramente debe haber más asociaciones religiosas), que tienen claro el nivel de rezago en que actualmente se encuentra la jerarquía católica; la cual “está desconcertada por todo lo que estamos viviendo, porque no los prepararon para este mundo. Los siguen formando con algunos rasgos como de la Edad Media, y ya no estamos en esa época; tenemos que entender el mundo que vivimos” 2)http://www.jornada.unam.mx/2016/06/05/politica/015n1pol.

La religión cristiana ha tomado al matrimonio como creación suya, y ésta es una falsedad. En la antigüedad romana el matrimonio se consumaba por medio de un contrato que era un mero acuerdo entre familias, y no con la unión carnal 3)http://www.cronotecagenealogica.com/el_matrimonio.html. Poco les importaba si la pareja tenía relaciones sexuales o no, simplemente era una forma de conservar el patrimonio familiar. Todavía durante la Edad Media no existía una legislación clara acerca del matrimonio, este rito se realizaba en casa y en privado. Fue hasta el Concilio de Trento (1545 – 1563) que se fijó una normativa para este vínculo, y que nos dio el matrimonio que conocemos ahora: solemne e indisoluble 4)http://mingaonline.uach.cl/scielo.php?pid=S0718-17952006000200004&script=sci_arttext&tlng=es. En el transcurso, muchas familias romanas  estuvieron en desacuerdo con que la Iglesia se inmiscuyera en sus asuntos privados; ahora nos encontramos en ese mismo punto y con la misma pregunta: “¿por qué la Iglesia quiere continuar inmiscuyéndose en asuntos y contratos privados que se hacen entre dos personas?”

El matrimonio igualitario no viene a cambiar al matrimonio religioso. La iglesia va a poder seguir promoviendo la familia tradicional desde sus templos, pero no pueden negarles sus derechos civiles a los demás. No pueden seguir haciéndoles sentir a las personas que valen menos que ellos, que no pueden aspirar a la igualdad de oportunidades. Cuando pasen los años ¿de qué lado quieren estar? Del lado de aquellos que decían que la esclavitud era necesaria, del lado de los que decían que los judíos no podían tener un patrimonio, ni ejercer profesión alguna, del lado que afirmaba que las mujeres no podían votar porque no se merecían los mismos derechos que los hombres; del lado equivocado.

Cuando una asociación como la Red Pro Yucatán nos dice: “trabajemos juntos, sociedad y gobierno para defender los verdaderos derechos humanos, muéstrenos su verdadero compromiso por el bienestar familiar y con la sociedad mexicana” 5)http://www.redproyucatan.org/yodecidoporlafamilia/ ¿Están entendiendo lo que son los derechos humanos? ¿Cómo saben ellos cuales son “los verdaderos derechos humanos” y cuáles no? ¿Quién les dio esa autoridad? Yo lo único que veo en esta afirmación es que se les se les olvidó algo muy importante: los derechos humanos son de aplicación universal y todos los seres humanos son iguales ante la ley.

¿Podemos ver más allá de las etiquetas?

Referencias   [ + ]

Tags: Frente Nacional por la Familia, LGBT, Matrimonio gay, Red Pro Yucatán

Autor: Alma Chacón Lizarraga

Todóloga de la nada, cinta negra en opinar sobre nimiedades. Amante de la lucha, las artes marciales mixtas, el country, los cómics y el alcohol barato. Escribo porque no pude ser azafata, escribo p...

Deja un comentario

Dejar de seguir a:

Aceptar
Cancelar

Seguir a:

Para poder seguir a este autor es necesario que se registre en nuestro sitio

Iniciar sesion con facebook

Colabora en Voz Abierta

¿Quieres colaborar? Deja tus datos y sube tu articulo.

Queremos escucharte

Facebook

Twitter

Youtube